Los Sexosos

lunes, 6 de febrero de 2012

Instantes

Sí, ya sé, que he tenido éste blogxxxito muy abandonado, pero estoy de regreso para desemplovar y volver a compartir nuestros sexosismos.
Gracias Azael, con su colaboración se estrena una nueva temporada para placer de todos los lectores que, como yo, gustan de la sutileza del erotismo.
Les dejo su sensual aportación a este espacio que, como ya saben, es de todos.

Escucho tu respiración agitada, no sé si es por el cansancio, por la excitación o por esa alergia que no te deja tranquila. Imagino tu cuerpo, tendido, esperando, ofreciendo una buena vista. Cierras los ojos para que no te vea, al menos, eso es lo que me invitas hacer.

Recorro con mis dedos el contorno de tus senos, tu pezón erguido. Humedezco tu carne desnuda con mi lengua. Sabes un poco a jabón. Hueles rico, aspiro y me quedo con ello, guardo el aroma en mi memoria, en mi pulmón derecho, en mi caja de bonitos recuerdos.

Tengo la mirada fija, justo donde termina tu espalda y comienzan tus nalgas, me acerco un poco, te doy un beso, paso mi pulgar derecho por el mismo punto, luego mi mano vuelve, a tu costado derecho, justo ahí, debajo de tu pecho.

Observo tu cara y sonrió, tienes una risa nerviosa, estas cómoda, pero nerviosa. Acerco mi rostro al tuyo, te doy un beso en la mejilla, mis labios susurran algo en tu oído, te estremeces y vuelvo a reír.
Quieres levantarte y no te dejo, te empujo suavemente, invitándote a quedarte así, inmóvil, para poder contemplarte. Me recuesto a tu lado, y ahora mi mano, va desde tus piernas, un poco abajo de la rodilla hasta tu cuello, te toma por sorpresa cuando paso mis dedos por tus labios, intentas sacar tu lengua, humedeces mi dedo índice, el cual recorre desde tu boca a tu clítoris.

Quise besarte suavemente, no me dejaste, me invitaste a perderme, me incitabas a violentar aquel beso, aquellos besos.

Terminaste por arrancar mi playera, por quitar la calma, por agitar mi respiración. Me invitaste y violente en ti… unidos por instantes.

CORTESIA DE AZAEL

No hay comentarios: