Los Sexosos

martes, 22 de noviembre de 2011

Pensándonos


Sé que tú también piensas es mí.
No es que me crea inolvidable.
Pero sabes que con nadie volverás a sentir,
lo que aquel día conmigo sentías.
Sabes que no habrá quien grite como yo lo hacía.
Porque tú me enloqueciste con un solo roce.
No hay día que no piense en ti,
que no añore aquellos instantes,
cuando fuimos un chispazo en el tiempo.
En donde, tal vez con el fuego de nuestras entrañas,
se pudo crear un universo,
donde habitan criaturas que se alimentan de recuerdos.
Sabes que mi memoria está plagada de ti.
Desde la tierna mirada y aquel beso inocente, hasta la
perversa tarde que te di.
Sabes que nadie me había hecho sentir así.
Que basta una palabra tuya para perder la conciencia.
No voy a dejar que me hundas contigo.
Esta demencia se quedará encerrada
hasta que muera, o hasta que vuelvas,
y revivas todo lo que creíste perdido.