Los Sexosos

domingo, 17 de julio de 2011

El centro del Universo.

Siempre he creído que el clítoris es el centro del Universo, no puedo evitar pensar cuando tengo un orgasmo que ahí, en el clítoris, se reúnen las energías de todas las galaxias, solo para hacernos estallar en un microscópico Big-Bang, no lo concibo de otra manera, tal vez el Big-Bang no fue sino el estallido de un poder infinito y supremo, que tuvo un mega orgasmo cósmico, y eso dio origen a la vida.
Toda mujer que haya experimentado un orgasmo, sabrá de lo que hablo, es tan poderoso, agotador y fantástico que es imposible creer que su origen no sea divino.

El clítoris, tan pequeño, humilde e insignificante, está ahí, oculto entre las piernas, como si quisiera pasar inadvertido, o como si supiera que es capaz de lograr que se enloquezca, y por eso se oculta, en espera de un momento idóneo para mostrar su grandeza, el poder, la energía megatónica que es capaz de liberar con tan solo ser manipulado.

Está ahí, sin ningún otro objetivo, sin otra razón aparente, sin ninguna función fisiológica explicable, tan solo la de hacernos sentir un placer enloquecedor.

Toda mujer debería adorar a su clítoris como una deidad, y todo hombre debería rendirle pleitesía, pues aquel hombre que logre dominar el arte de dar placer clitorial, tendrá a la mujer que desee rendida a sus pies, y toda mujer que sepa como enseñarle a un hombre, en donde está el centro del universo, le habrá revelado un gran misterio.

No hay que tener miedo ni pudor de tocarnos, de explorar nuestro cuerpo, de permitir que las yemas de nuestros dedos jueguen sobre el, que toquen, presionen, que corran en círculos, hasta llegar al éxtasis, no hay que tener vergüenza de que la pareja que comparta nuestra intimidad vea como jugamos con ese divino trocito de carne.

Y los hombres, por empatía, amen, respeten y veneren al clítoris, si ustedes disfrutan que una mujer juegue, chupe y devore su falo, no olviden que en algún momento, cuando estábamos en gestación, el clítoris y el pene, fueron la misma cosa.


5 comentarios:

kerosene dijo...

Sublime! :D

Anónimo dijo...

¡¡¡Woooooooooooooow!!!

INSPIRACIÓN PURA... Que manera de comparar el clítoris con el universo... ¡Uff! Hasta se me puso la piel de gallina sólo de recordar cada orgasmo que he tenido e indudablemente puedo decir que tienes los dedos llenos de razón al escribir esto.

Un saludo Susanita y por favor sigue deleitándonos con estos post...
;D

Oscar López dijo...

Nunca había visto una forma de encarar a dicha parte tan importante del cuerpo femenino tan clara y poética, tan inspiradoramente atractiva.

Saludos y felicidaes :)

El Agüelo dijo...

Ay! Ay, Ay, me duele la mano que duele cuando a uno le va a dar el infarto, no se cual es pero duele. tengo lo que es el sopor, el estupor, el calor, y otras cosas.

Susaniux, te leo...como decirlo...con mas tablas.

Contigo se puede decir "un placer leerte" y no se exagera.

Susanita dijo...

Gracias por los comentarios, me hacen más grato el placer de escribir, un comentario es para un bloguero, lo que es el aplauso para el cantante, me hacen muy feliz con sus palabras.

Agüelo de mi corazón, vaya tomado aspirina protec, por aquello de prevenir infartos ;)