Los Sexosos

jueves, 7 de julio de 2011

Alguna vez



Eres mucho más que un instante en mi vida, crees que fue tan solo una aventura, pero fue mi vida la que te di aquella tarde.
Todos los astros conspiraron a favor mío para regalarme tu piel, tus besos, tu olor que se ha quedado tatuado en mi memoria, ahora eres todo.
Ya no eres tan solo un deseo reprimido, ahora eres el grito enfermo que se ahoga en mi garganta al obligarme a callar tu nombre, estás constante aquí, en la punta de mi lengua, vives en mis neuronas como los planetas en la órbita.
Y tengo que callar y fingir que jamás has existido, tengo que simular que vivo en paz cuando mi alma pende de un hilo, cuando dependo de una palabra tuya para volver a revivir aquel momento que la vida me regalo.
Te esperaré, no sé cuanto, no sé si en este breve chispazo de vida pueda volver a perderme en tus brazos, tan solo sé que al tenerte de nuevo podría enloquecer, si es que no he perdido ya la cordura.
Estás aquí levitando en mi memoria, estás presente en cada caricia, en cada beso, en cada orgasmo que se niega a no ser tuyo.
Y no tengo voluntad para echarte, para aceptar que tal vez no volverás, para arrancarme la careta y mostrar cuanto le duele a mi alma el destiempo.
Pero te tuve, y a pesar de la agonía de tener que sobrevivir día a día sin ti, le queda a mi piel el consuelo de que alguna vez me recargué en tu pecho,que alguna vez miré tus ojos, que por un instante fuiste mío, que alguna vez mis labios gritaron sin temor el nombre del único hombre que me ha trastornado de placer.

1 comentario:

Aruam dijo...

Como bien lo dijo Pablo Neruda: "Es tan corto el amor y tan largo el olvido" ME ENCANTO ESTE POST...