Los Sexosos

lunes, 31 de mayo de 2010

Virginidad

Hace unos días, vi por VH1 un programa que se llama La Otra Virginidad, lo estaba buscando por youtube para compartirlo con ustedes, pero no lo haye, en cambio haye este artículo que me pareció bastante interesante respecto a la virginidad, espero que resulte de su agrado e interes.





Un tema común entre los jóvenes es el relacionado con la virginidad. Tanto los hombres, como las mujeres a menudo quieren saber qué hacer y cuánto esperar para tener por primera vez relaciones sexuales (es decir, penetración pene-vagina), más adelante aclararemos que los jóvenes actualmente tienen relaciones sexuales y no las consideran como tal.
Para poder dar una respuesta a esto es necesario aclarar que el evento de tener relaciones sexuales por primera vez, sobre todo para el caso de las mujeres, tiene un dignificado social, además del significado propio de las emociones, sensaciones y sentimientos que existen para que una joven decida tener relaciones sexuales.
Este evento en la vida de una persona, esta en medio de los valores familiares, religiosos, sociales, etc., que en muchos de los casos son como frenos que impiden el libre ejercicio del placer de la sexualidad.
Estos mismos valores son lo que hace que una joven se cuestiones ¿cuándo será el mejor momento? ¿con quien lo debo hacer? ¿ estaré traicionando a mis padres? ¿me van a notar que ya no soy virgen? ¿ya no voy a poderme casar? Etc.
Antes de continuar vamos a definir que es una Virgen
Socialmente una virgen es una mujer que no ha permitido a ningún hombre introducir su pene dentro de su vagina y esto es lo que se esperaría que no pase hasta el momento de que se case.
Otros definen una virgen como cualquier mujer que no ha tenido ninguna clase de contacto sexual con otra persona, ni que tampoco haya explorado su propio cuerpo, lo cual se traduce en no haberse masturbado o no haber tenido fajes profundos.
Las costumbres sociales de la familia, de la comunidad, y de la sociedad de cada chica determinan probablemente cuándo se le permite volverse sexualmente activa
Existen lugares que podemos llamar "más liberales" donde el valor de la virginidad se empieza a diluir. Actualmente, mucho jóvenes de las grandes ciudades ya no buscan a una mujer virgen para poder mantener un noviazgo formal con fines de matrimonio. Empiezan a tomar forma y mayor peso en la relación otros valores como el amor, la comprensión, el apoyo, el respeto, la incondicionalidad, la confianza, la comunicación, la inteligencia, el proyecto de vida a futuro, lo intereses y las aficiones, etc., y se empiezan a dejar atrás el valor de la pureza y la castidad de la mujer, como uno de lo pre requisitos para el matrimonio.
A pesar de lo descrito, siguen existiendo las doctrinas religiosas estrictas y las familias seguidoras de estos principios, que quieren que las vírgenes se abstengan no solamente del sexo físico, sino también de los pensamientos sexuales. Se sigue insistiendo en que una virgen es una mujer que tiene el himen intacto.
Una de la primeras contradicciones de la virginidad y las definiciones que hemos expuesto, no toman en cuenta a los homosexuales. Por ejemplo, ¿Cuándo una lesbiana deja de ser virgen?, ya que no será penetrada por un pene; Si una chica nace sin himen, ¿nunca será virgen?; ¿Qué pasa con respecto a las chicas abusadas sexualmente y a las adolescentes violadas? Si no consintiera, ¿sería lo mismo que si consintiera?; Si una adolescente bisexual es "técnicamente virgen," la persona que se involucra en el "faje" y en el sexo oral y en la penetración anal, pero no en coito pene-vagina ¿es todavía virgen incluso si ya ha tenido veinte parejas sexuales?.
Por lo tanto pareciera que la definición de la virginidad es la que cada quien quiera tomar. Ya que además si de lo que se trata es de demostrar que la mujer no ha tenido relaciones previas al matrimonio, en la noche de bodas existen uno y mil trucos para fingirlo; desde la dramatización de un gran dolor, hasta el uso de un poco de sangre con el fin de manchar las sabanas.
La sociedad occidental, entre las cuales se encuentra la nuestra tiene una preocupación por el coito que ya no la beneficia, puesto que el valor de la virginidad históricamente se basa en la necesidad de garantizar que la herencia que dejaría el hombre caería sobre sus verdaderos hijos y la única forma que el hombre tenía de saber quienes eran sus hijos era teniéndolos con una mujer virgen. Actualmente, entre lo empobrecido de la población y el avance de las mujeres en el terreno profesional y laboral, la manutención de los hijos y del hogar cada vez más son labores compartidas y por lo tanto el hombre deja de preocuparse de a quienes mantiene y quienes dejará su herencia, por lo mismo, muchas mujeres actualmente ya no buscan un marido para que las mantenga y por lo tanto el valor de la virginidad se tambalea cada vez más.
El coito es fantástico para la reproducción, para tener hijos, pero no necesariamente beneficia en la búsqueda de placer y satisfacción sexual y uno de los mayores problemas a nivel social es haber definido al sexo como la actividad coital, ya que así, siempre se ha relacionado la sexualidad con el tener hijos, pero no se relaciona a la sexualidad con su verdadero sentido que es el de búsqueda y obtención de placer.
Las otras formas de sexualidad y preferencia sexual, que no buscan la reproducción han sido definidas como distintas de lo que es "sexo". Parece que otras actividades sexuales no son "reales" como sino existieran o no pueden existir; sobre todo la religión se ha empeñado en desconocer las prácticas sexuales que no tiene por objetivo la reproducción, tal es el caso de las caricias mutuas para tener orgasmos ( lo que es mal llamado masturbación mutua ), el sexo oral, el sexo anal y todas las formas y manifestaciones de la sexualidad que no producen hijos.
Es así que al definir a la sexualidad como el coito (penetración del pene por la vagina), el placer sexual femenino casi es excluido de la existencia, así como el placer entre personas del mismo sexo.
Con este modelo de la realidad, el valor de la virginidad nos sugiere que todo lo que una joven mujer necesita hacer para prepararse y así convertirse en activa sexualmente es abrirse de piernas en la noche de bodas y sobre todo, debe garantizar que no sabe nada de nada. Si bien esta es una afirmación burda, efectivamente define el concepto de sexualidad que tanto daño ha hecho. Sobre todo se esperaría que una mujer reciba todo su placer sexual del pene de su marido, y jamás de otro hombre y mucho menos de otra mujer, ni antes ni después del matrimonio. Por lo tanto no necesita hacer nada, ni saber, ni prepararse para el sexo en pareja, o específicamente para el coito, entonces entenderemos por que existen personas que se niegan a concebir que la sexualidad es sinónimo de placer.
El ejercicio de la sexualidad es un largo proceso de aprendizaje, que se desarrolla durante toda la vida e involucra más que unos minutos de coito.
Para que una persona sea un adulto sexualmente sano debe ser sexualmente sana desde pequeña. El proceso de preparación para el sexo "adulto" implica involucrarse en el sexo y no tratar de desparecerlo durante la infancia para que mágicamente aparezca en la adultez. L@s niñ@s y l@s adolescentes van viviendo su sexualidad a su propio ritmo y con su propio especio y concepción de la sexualidad, los juegos del papá y la mamá de la infancia están cargados de la necesidad de explorar los cuerpos de sus iguales y es una forma de relacionarse sexualmente con otros, pero de ninguna manera es una relación coital, los jóvenes ven en el beso una de las máximas expresiones del sentirse querid@ y aceptad@ y para nada deber confundirse con una relación coital, pero si son manifestaciones de la sexualidad, como lo es el tan de moda "faje".
La pregunta que sigue quedando el en aires es ¿cuándo será el mejor momento para involucrarse sexualmente con un compañero?, tomando en consideración que existirá penetración de la vagina con el pene. Es recomendable que antes de involucrarse en el coito vaginal, se desarrollen algunas habilidades y conocimientos sexuales, como los siguientes:

Conciencia del sí mismo: Se debe aprender sobre su propio cuerpo antes que nada. Esto quiere decir no solamente saber dónde está su clítoris, sino también cómo se ve y cómo responde a los diferentes tipos de estimulación, como es la vagina y las diferentes texturas de su piel, cuales son las zonas mas sensibles del cuerpo y como nos gusta que sean acariciadas, como es el cuerpo del pene, los testículos, el ano y las diversas sensaciones que nos producen, que sentidos puedo aplicar para mi placer, como es lo que me puedo imaginar o con lo que puedo fantasear, que olores me gustan, que sabores disfruto, que cosas me gustan ver, etc. Es reconocer que se es un ser sexual con sentimientos, emociones y pensamientos sexuales. Cuanto mayor sea la conciencia de su mente, cuerpo y emociones, mejor se disfrutan.

Masturbación: Es muy recomendable aprender a hacerse el amor a sí mism@ antes de que pueda hacer el amor a una pareja. Se deben explorar las sensaciones del cuerpo para saber que nos gusta, como nos gusta, donde y como el placer es mayor y las áreas que son mas sensibles al toque. Ya que se siente rico tocar estas áreas y se descubre el placeres del orgasmo. Si uno mism@ se puede dar un orgasmo, generalmente resulta más fácil que una pareja nos haga llegar al orgasmo cuando estemos junt@s.

Caricias mutuas: Esto significa simplemente que aprende a dar y a recibir placer con las manos y otras partes del cuerpo, a través de la exploración del cuerpo de la pareja mientras que se explora el suyo. Así, ambos aprenden a darse el orgasmo mutuamente; las caricias mutuas pueden incluir el sexo oral. Es también importante considerar dos factores, la pubertad y la presión social de las amigas, ya que estos usualmente, determinan la edad a la que las chicas se vuelven activas sexualmente. Si las amigas de una chica son o no sexualmente activas juega un papel mayor que presiona la decisión de empezar una vida sexualmente activa.
Cada mujer debe determinar por sí misma el momento correcto. Si una mujer no está segura de estar preparada, entonces no está lista y necesita esperar. A una mujer joven no le daña el esperar a que esté en sus veintes para comenzar a explorar su sexualidad con una pareja, mientras tanto puede aprender sobre su sensaciones. Esto no quiere decir que las adolescentes no deben tener sexo con una pareja, solamente que es una decisión más inteligente si deciden no hacerlo, en el momento en que no se sienten seguras. Cada persona necesita tomar esta decisión por sí misma.

Finalmente diremos que se debe tener sexo solamente porque quieres, porque deseas explorarlo, y porque quieres dar y recibir placer. No por amor, o por dar la prueba de tu amor, o porque todos tus amig@s lo están haciendo, o porque ya te hace una persona adulta. Nunca dejes que tu sexualidad se vea o se sienta presionada o amenazada por nada, ni por nadie.
FUENTE:
Dr.José Jaime Martínez S.
Sexólogo y Especialista en Hipnosis Clínica
Bibliografía
Ana Amuchástegui Herrera. Virginidad e Iniciación Sexual: Experiencias y Significados. EDAMEX, S.A. de C.V. y Population Council
Kaplan, H.S.(1991). El sentido del sexo. Barcelona. Grijalbo
Domecq Brianda . Acechando al Unicornio : La Virginidad en la Literatura Mexicana. Fondo de Cultura Económica
Woodman, Marion. Los Frutos de la Virginidad. Ediciones Luciernaga

miércoles, 26 de mayo de 2010

La Culpa


Hace unos días tuve la genial idea de “cambiar mis hábitos alimenticios” odio la palabra “dieta” no sé porqué, pero si digo que “estoy a dieta” me da por querer comer todo lo que se pone en mi camino, por eso prefiero decir que estoy haciendo un cambio de hábitos, no soy muy disciplinada que digamos, y el cambio no es tanto por que tenga un exceso de peso, si no por salud, mi papá y mis abuelos son diabéticos, y eso anda por mis genes, buscando la excusa para manifestarse, por eso decidí que hay que pararle al azúcar, lo cual es muy difícil para mí, porque parece que soy hija de una mosca y una abeja, pues todo lo dulce es mi perdición, desde un helado de pistache, un pastel de chocolate, o una malteada de vainilla, hasta un vulgar terrón de azúcar, si es dulce me lo como, y me relamo los bigotes como si fuese un oso que se robó un tarro de mil. Mi gran ventaja es que no suelo comer en exceso, y muchas veces prefiero no comer e ir directo al postre, porque si como primero, después ya no tengo barriga para darme el gusto.

El caso es que ahora, cuando sucumbo ante el arroz con leche, la natilla, o la capirotada, me da una culpa espantosa.

Que fea es la culpa, por eso nadie se la quiere echar, es mucho más fácil, culpar a otros por nuestras debilidades humanas, que asumir nuestra responsabilidad con madurez, yo por ejemplo, no quería comer postres ni golosinas, pero la culpa de que cayera la tenía la mesera que se paseaba frente mí muy oronda con el carrito ofreciéndolos.

Mi sobrina no quería tener un bebe, la culpa fue de su novio que la sedujo, mi amiga no se quería casar, la culpa fue de mamá que la presionó, mi hermano y mi cuñada se divorciaron por culpa de la suegra metiche, las mujeres que no tienen orgasmos, no es por culpa de ellas, es culpa de los hombres inútiles que no saben tocarlas, los hombres que tienen una mujer cacatúa, no es culpa de ellos, es culpa de la mujer que los domina con solo verlos,¿y las mujeres maltratadas? Supongo que la culpa es de su suegra que educó a un hijo patán y misógino, y las parejas que viven un infierno conyugal, pero que siguen juntas, probablemente sea por culpa de los hijos, pues muchos toleran años de infelicidad “por los niños”.
Y ni hablar de llegar tarde por culpa del tráfico, de llegar borracho a media madrugada por culpa de los amigos, de no entregar la tarea por culpa del perro que se la comío, o de andar de cascos ligeros por culpa de Susanita que habla de sexualidad, erotismo y seducción.

Que cómodo es culpar a alguien más de las decisiones que afectan de manera trascendente nuestra vida, ya sea que comamos una gran rebanada de pastel, o que vivamos una relación tormentosa, la culpa será siempre de alguien más, es más sencillo eso que hacer una introspección y enfrentarnos con nosotros mismos y asumir que la felicidad o la infelicidad solo depende de nosotros y de nadie más.

Es más confortable aceptar las cosas como son, que tomar las riendas para hacer cambios de dirección, que cuesta trabajo, sí, es a veces muy complicado, pero todo sea por nuestro propio bien.

Hasta hace algunos meses, me resigné a que tarde o temprano me diera la diabetes, pues “por culpa de mis antecedentes” es inevitable que evada mi destino genético, pero hoy me doy cuenta de que con voluntad puedo revertir una enfermedad que es molesta, triste y degenerativa, ayer le dije que no a un exquisito flan napolitano, y la culpa de que no me lo comiera, fue de mi responsabilidad, que salió y me dijo que no lo hiciera.

Y hoy asumo, que lo bueno y lo malo que hay en mí vida, no es culpa de nadie, más que mía, que la única responsable de mi dicha (y de que se me suba el azúcar) soy yo, y no puedo permitir que elementos humanos, morales, labores, o sociales vengan y saboteen mis avances, en materia de felicidad, tranquilidad, armonía y glucosa, claro que la carne es débil, y el antojo mucho peor, pero ya no tengo a quien culpar de mis flaquezas.

Bueno, aún no controlo del todo mi deseo de comer comida chatarra, pero eso sí es culpa de Sabritas.

viernes, 21 de mayo de 2010

Un nuevo sueño excitante

Que rico es acabar la semana con un relato cachondo, como estos que nos regala Oscar, espero que lo disfruten tanto como yo, y que le dejen comentarios para que se siga animando a colaborar, Gracias Oscar.


Nuevamente la mujer que me ha robado la calma y mis sentidos me ha inspirado un nuevo sueño nocturno el cual disfruté como si hubiera tenido el encuentro con ella físicamente.
A continuación lo relato esperando lo disfruten tanto como lo disfrute yo al soñarlo.
Estaba en las oficinas donde ella trabaja, frente al sillón café que se encuentra frente a su escritorio.
Llegue a su escritorio sin que me viera, y al levantar la vista se percataba de mi presencia, pero como estaba ocupada, me decía mientras levantaba la vista hasta mi rostro:

-¿En qué le puedo servir?

En cuanto ve mi rostro se sobresalta, y se levanta rápidamente, y como no había nadie en la oficina, sonriendo se me acerca. Con una seductora sonrisa me pregunta que cuando había yo llegado, a lo que solo le contesto que acababa de llegar, y que había investigado donde trabajaba con el fin de darle una sorpresa.
Me veía a los ojos mientras se me acercaba y, cerrando los ojos y me ofrecía sus labios entreabiertos, yo, deseoso de tenerla conmigo la tomaba por su cintura, la acercaba a mí y la besaba, tranquilamente, sin prisas, disfrutando el toque de sus labios sobre los míos.
Nos separábamos tan solo para que me dijera que así había soñado como se sentiría nuestro primer beso y tomándome de la mano me llevabas al sillón donde nos sentábamos teniéndola en mis piernas como a una niñita.
Yo la abrazaba por la cintura, disfrutando del calor y olor que desprendía al tenerla junto a mí. Nos comenzamos a besar nuevamente, nuestras respiraciones se comenzaron a agitar, no nos dejábamos de besar por ningún motivo, y solo nos logramos separar lo suficiente para vernos a los ojos unos momentos, para volver a fundirnos en un beso cada vez más sofocante.
Ya sin poder esperar más tiempo decidí subir mi mano y acariciar su mejilla derecha (ya que estaba ella sentada dando la espalda a mi lado derecho), yo la acariciaba mientas la besaba. El besarla me hacia sentir en las nubes por lo que, para disfrutar mas de esos labios tan intoxicantes, la tomaba por la nuca, jalándola hacia mí, disfrutando su besarla cada vez más fuertemente, jugando con muestras lenguas, disfrutando el toque de nuestros labios, ahora, lentamente, ahora más intensamente.
La fuerza con que corazón latía era intensa, mi deseo de sentirla completamente era muy intensa por lo que, bajé la mano hasta tocar su pecho, su hermoso y candente pecho el cual acariciaba sobre la ropa, sintiendo su redondez, su calor, su suavidad.
Lo tomé por su base para poder sentirlo completamente en mi mano, como se amolda a ella, como su calor pasa a través de la tela de su blusa, de su sostén.
Ahora, tomando su blusa por la base, tiré de ella hacia arriba hasta sacarla por su cabeza, cayendo su hermoso y largo cabello suelto ya libre de su diadema.
Una vez que su blusa cae al piso, nos vemos a los ojos y sonriendo, mira hacia abajo al yo comenzar a abrir su sostén por el broche de enfrente solo sonriendo ella al ser liberada de él, permitiendo ver sus hermosos pechos, sus pezones inflamados y prestos a ser probados, deliciosos.
No pude aguanto las ganas e introduje un pezón en mis labios, lo único que pensaba era jugar con él con mi lengua, el por su parte, reaccionó inflamándose más, dejando que me recreara con su delicioso sabor, con su suavidad.
Ahora, tomándola por la cintura con las dos manos, mientras succionaba sus pezones, pasando de uno al otro alternativamente, me dedique a besar sus pechos por toda su extensión, tomándolos con mis manos para que no escaparan de mí, para poder besarlos más fuertemente. Su respiración se escuchaba muy acelerada.
Sin poder más ella se recostó en el sillón, dejando sus piernas sobre mi regazo, aprovechando yo a desabrochar sus jeans, los cuales en un tris quite de sus caderas y piernas, dejando al descubierto una tanguita blanca, una hermosa tanga de algodón, un triangulito hermoso de tela en el cual, al tocarlo, me permite sentir su calor al acariciarle.
La pobre tanguita no tardo en compartir la suerte de la blusa y el jean de encontrarse en el piso, permitiéndome tener una delicia frente a mis ojos, los cuales encuentran a dicho tesoro muy hermoso, delicioso, candente.
Teniendo algo tan deseado, no pude esperar, y levantándome del sillón, y dejando sus piernas en el sillón, me arrodillé junto a ella, y entreabriendo sus piernas, me perdí en ellas, disfrutando de su olor de hembra, el cual me encendía, le planté un beso en tan preciado tesoro, el cual entreabrí para poder lamerlo y jugar con su botón de placer, con lo que logré escuchar como gime diciendome, "más papi, más", con lo que me jaló por el cuello hasta subirme hasta sus labios para besarme.
Mientras me besaba, ella se dedicó a abrir mil pantalón y tomar mi miembro, el cual, al sacarlo de su encierro, lo comenzó a acariciar para sentir su calor. Si esperar más lo lo llevó directamente a su entrepierna -al paraíso si se me permite decir- introduciéndome en ella.
No acababa de de introducirme en ella cuando pude sentir su calor, su humedad, recreándome con el entrar y salir de ella, lo cual podía hacer sin problemas, pude sentir a la vez como me apretaba su interior. En eso, me dice, "papi, quiero que termines en mí, termina ahora en mí papi, ahora!!". A su pedido yo terminé, sintiendo como le lleno de mi ser, de mi calor, de lo más personal que le puedo brindar de mí.
Mientras gozábamos juntos de un orgasmo gigantesco, ella me besaba, y cayendo juntos desfallecidos, nos acomodamos en el sillón para abrazarnos y besarnos más mientras recobramos las fuerzas para poder enderezarnos.
Una vez repuestos, ella se levantó, lo que me permitió recrearme de su grandioso cuerpo desnudo el cual me permitió recrearme de él.
Desgraciadamente en ese momento desperté, terminando con esto de mi excitante sueño, con un encuentro aunque en sueños, con la mujer que me tiene loco por ella.

camlost68@yahoo.com



miércoles, 19 de mayo de 2010

Larga vida al Rey



Existen personas y personajes que se vuelven parte fundamental de nuestras vidas, ya sea porque convivimos con ellos, o porque nos tocan el alma de alguna u otra manera, para lo cual no es necesario que exista una convivencia física entre el artista y nosotros, basta con que su talento nos acaricie el espíritu para sentirlo nuestro.

Así es mi relación con el Maestro Gustavo Adrián Cerati Clark, a quien debo gran parte de la banda sonora de mi vida, Gustavito ha escrito canciones que me han robado las palabras y las emociones.

Él, a estado en mis alegrías, mis depresiones, mis pasiones, me ha hecho reír, llorar y vibrar, todo a través de su música.

Hoy, ese cerebrito fecundo está enfermo, espero que este trago amargo no sea más que una lección para que el buen Gustavo mejore su estilo de vida y sus hábitos alimenticios.

Larga vida al Rey Cerati, quien recibe de parte de sus millones de fans, una terapia de amor intensiva, de buenos buenos deseos y de las vibras más positivas del universo.
Sabemos que librará esta batalla, porque esas neuronas, hoy aletargadas, aún tienen demasiado talento para seguir llenado nuestras vidas de música ligera.


Dios salve al Rey Gustavo.


"Si algo está enfermo está con vida"


miércoles, 12 de mayo de 2010

Lo que uno no puede ver




Hay un viejo y conocido refrán que dice: “Lo que uno no puede ver, en su casa lo ha de tener” y otro que dice: “Nadie es profeta en su tierra” y justo hoy esos dos refranes me quedan como anillo al dedo, pues me he enterado que mi sobrina adolescente, está embarazada, y no solo eso, si no que hace 2 años, se provocó un aborto, claro que yo ni voy a mantener a su hijo, ni soy responsable por su educación, no conviví lo suficiente con ella como para haber evitado que trajera al mundo a un hijo, siendo ella, una chiquilla aún, porque por más ternura que dé un bebecito, no es un muñeco, y no sé que hizo pensar a mi sobrina que ella puede encargarse de otra vida, cuando no ha podido resolver la suya.

No estoy a favor del aborto, nunca lo he estado, es decir, no es algo que yo hubiera hecho, pero respeto a quien decida tomar esa solución, lo que estoy, es a favor de la prevención, y creo que estás alturas del S.XXI un embarazo “no deseado” solo le ocurre a quien deberás quiere embarazarse, o a una persona de plano muy ignorante, (pasemos por alto las violaciones y la extrema pobreza, no son ahora parte del tema) y en cualquiera de los casos que hubiera estado mi sobrina, me da pena ajena, si es que ella lo decidió, que irresponsabilidad, porque no tiene una pareja estable, ni un trabajo solvente, ni no solvente, vamos, que se salió de la prepa y vive en casa de sus abuelos, con su mamá, que se divorcio de mi hermano, y si de plano, fue la ignorancia, pues me da mucha más pena ¡que la sobrina de Susanita, no sepa lo elemental de la prevención!

Su mamá y mi hermano, tenían la misma edad que ella tiene ahora, cuando la trajeron a este valle de lágrimas, y para ellos fue un infierno haber sido padres adolescentes, por eso me sorprende que no le hayan hablado de la cruda realidad de la vida.

Claro que el caso de mi sobrina, es uno de los miles y miles que hay en el mundo, y a mí me desespera sobre manera que estás cosas sigan pasando, creo que por ley debería de haber programas para que eduquen a los jovencitos, no solo que les digan como ponerse un condón, también que les hablen claro sobre la gran obligación que es traer hijos al mundo, y el hecho, de que todo mundo tenga hijos, no significa que sean buenos padres, tal vez sea que la procreación se ve como un acto tan natural y ordinario que nunca se ha valorado la verdadera trascendencia de lo que significa ser el encargado de ver por la formación de una vida.

A mí me molestan esas personas fregonas que se la pasan preguntando que cuando te casas y cuando tienes hijos, dándole a estos eventos todo el peso del verdadero valor de la vida y la felicidad, yo sé que un hijo es una bendición, pero ¿cuantas personas están realmente concientes de eso? Ni mi hermano, ni cuñada, ni mi sobrina razonaron eso, (ni lo razonaron muchísimos más miembros de mis familia) de que para un hijo se desea un mejor estilo de vida del que uno tuvo, una mejor educación, mejor alimentación, y hasta mejor diversión.

Pero para la gran mayoría de personas, un hijo no es más que el resultado de un descuido, no de un proyecto para dar vida.
Claro que hay personas que son capaces de asumir sus responsabilidades de manera madura.

No sé si este nuevo bebe que viene en camino, logre que su mamá sea un ser digno de dar vida, espero que no tenga un futuro como el de millones de niños, que por desgracia nacen, porque no quedo de otra, (o como dijo Franco de Vita, porque son la base del matrimonio o porque te falló la cuenta) los niños necesitan alimento, cuidado médico, educación, diversión, son un lujo que cuesta caro, no basta con el amor y las buenas intenciones.
Si conocen a algunos padres que soñaron con traer a este mundo a un ser, planeando darle los elementos para que pueda hacer algo trascendente con su propia vida, háganmelo saber, será un placer felicitarlos.

Porque en mi familia, todos los nacimientos fuimos fruto de creer que así lo quiso Dios, y ya que.

viernes, 7 de mayo de 2010

Un sueño placentero


Nuestro amigo Oscar, nos regala otro candente relato, para prender aún más el fin de semana, esta vez es una fantasía, la cual le deseo que pronto se le haga realidad.

Espero que la disfruten y la comenten, para motivar a Oscar a seguir colaborando.



Hace poco conocí a una mujer por medio del messenger, y puedo decir que es una mujer en toda la extensión de la palabra, femenina, hermosa, de platica interesante y candente, sobre todo candente y, aunque no hemos tenido la oportunidad de conocernos en persona, no puedo dejar pasar un día sin necesitar platicar con ella.
El pasado viernes, quizas por el deseo de poder conocerla en persona tuve un sueño muy vivido que en esta ocasión será en motivo de este relato.


El viaje había sido muy largo, ir por tierra a la ciudad donde ella vive desde la Cd. de México no es un viaje corto. Al bajar del camión puede sentir el golpe de calor del aire, lo que me hizo apresurarme a entrar a la sala de llegada. Al entrar a la sala, mi único deseo era encontrar el rostro que por tantas horas habia yo estado deseando ver, y mis ancias no fueron defraudadas pues al final del pasillo central se encontraba ella, la mujer por la que había viajado se encontraba parada frente a mí.

Cuando hicimos contacto visual, comenzamos a caminar el uno hacia otro, con sendas sonrisas, ella se veía realmente hermosa, estaba vestida con una blusa de cuello redondo de color azul claro, unos jeans de mezclilla y unas zapatillas de tacon bajo. Cuando estuvimos frente a frente, no dijimos nada -por mi parte fue por estar demasiado nervioso-, solo nos dimos un ligero beso en los labios y salimos tomados de la mano a la calle a tomar un taxi para ir a instalrme en un hotel.
Una vez que entramos a la habitación -ella habia entrado primero-, yo dejé la maleta en el piso y la abrace por la cintura, a lo que reaccionó inclinando su cabeza hacia atrás para recargarla en mi hombro, haciendo a un lado su cabello, le bese el cuello a lo que respondió con un suspiro. No acababa de retirar los labios de su cuello cuando, volviéndose hacia mí, me pasó sus brazos por el cuello y me besó ahora si más intensamente, entreabriendo sus labios e introduciendo su lengua en mi boca para comenzar un juego entre su lengua y la mía.

Nuestras respiracioners comenzaron a acelerarse, nuestras manos iniciaron la exploración que tanto habíamos deseado en nuestras pláticas, yo acariciaba su espalda, mientras que ella pasaba sus dedos por mi cabello y cuello, yo ya no podia resistir el deseo de sentir sus nalguitas que tanto había acariciado en nuestras pláticas, pero que ahora, teniendola frente a mí, no me había atrevido a tocar, por lo que, armandome de valor, deslice mis manos hasta posarlas en sus firmes y tibias nalguitas. Las comence a acariciar lentamente, aunque, movido por el deseo, la levanté, y llevandola a la cama, la recosté sobre ella, quedando yo sobre ella, beasandola
desesperadamente.

Ella, al sentirse sobre la cama, me empujó para quedar ella ahora sobre mí y comenzar a abrirme la camisa, la cual no tardo en estar abierta, con lo que ella se dedicó a besarme desde el cuello hasta el inicio de mis jeans, los cuales no tardaron en ser liberados, con lo que se abocó a buscar al pobre cautivo, que en este momento estaba pugnando desesperado por salir.

Una vez que lo tuvo entre sus manos, me observó con una mirada algo pícara antes de introducirlo en su boca, no saben el placer que fue el sentir sus candentes y húmedos labios alrederor de mi miembro, el cual gozaba de los embates que le propinaba con sus suaves labios y su rica lengua.
Como no quería acabar pronto, intenté enderezarme y tomandola del rostro, la besé nuevamente en los labios. En estos momentos yo ya no contaba con tranquilidad por lo que a despojarla de su blusa, la cual desapareció rápidamente al igual que el sostén, el cual, al caer al piso, dejo al descubierto dos hermosos pechos, coronados con unos hermosos, inchados y rosados pezones, los cuales parecían rogar que los besara, por lo que, atendiendo a su llamado, me acerqué a probarlos.
El toque de estos hermosos pechos era cálido y muy terso, y el sabor de sus pezones solo se puede comparar con el poder probar del más dulce y candente nectar, una vez libres de su prisión los tomé en mis manos, notando que se amoldaban perfectamente, no habia excesos ni carencias en ellos, por lo que los acaricié, deseando poder calmar mis ancias de ellos.

Mientras yo me acupaba de atender a sus pechos, ella se despojó de sus jeans al mismo tiempo que de su ropa interior, por lo que en un santimén tenía ante mí la mas hermosa mujer, una mujer que cualquier hombre se volvería loco por ella, ya no pudiendo controlarme, la recosté de espaldas y comencé a besarla en sus "otros labios", besarlos era toda una experiencia, ya que se encontraban completamente depilado, por lo que me aboque a besarlos, lamerlos y morderlos con pequeños mordiscos, escuchando sus gemidos cada vez más intensos y continuos.

Pasado un rato, enderezándose, me recostó nuevamente a mi, y montándose, se introdujo mi ser, dentro de ella, entrando como cuchillo caliente en mantequilla. Ahora ella solo se movía para que yo entrara y saliera de ella, terminando cada introducción con un movimeinto circular y una contracción interior, con lo que me producía como descargas eléctricas, por lo que no dure mucho sin sentir que todo terminaría en poco tiempo, por lo que se lo hice saber, a lo que me respondió "si papi, damelo todo, damelo todo", por lo que, tomándola por la cadera, la jalé hacía mí para introducirme lo más dentro posible y darle a ella todo mi calor, el cual se reflejó en un largo
y placentero orgasmo, al cual llegamos los dos al mismo tiempo y en el que la llene de mí completamente.
Una vez liberados los dos de tan intenso final, nos abrazamos y besamos por un rato y procedimos a entrar al baño para asearnos y salir juntos a pasear por las calles de la ciudad.


Si quieres mandarme un comentario sobre el relato, mi correo es camlost68@yahoo.com.mx.