Los Sexosos

miércoles, 31 de marzo de 2010

AMOR... eso es TODO...



Hoy amanecí con una de las noticias más terribles, que me ha tocado escuchar, el caso de la pequeña Niñita Gebara, no daré detalles, lo pueden ver en Google, pero me parece macabro que algo así haya pasado, me da asco que el criminal, no solo esté al asecho en las calles, si no que ahora está dentro del hogar, de un lugar que se supone debería ser el santuario de un niño inocente, para esa pequeñita, los monstruos realmente estaban dentro del armario.

Esta a sido una semana de noticias impactantes, primero, los 8 sicarios que tenían secuestrados a 4 victimas, justo en la esquina de mi propia casa, luego Ricky Martín que acepta públicamente sus preferencias sexuales, y hoy lo primero mencione.

Y todo esto me lleva a reflexionar a cerca de lo hipócritas que somos como sociedad, de cómo se condena a un hombre, solo por ser gay, igual que se condena al sicario y al asesino, ¡no es justo! No es correcto que se siga anteponiendo la sexualidad de un ser humano, antes que su calidad moral y espiritual, nadie hace énfasis en que si los asesinos y los secuestradores son heterosexuales, eso no es relevante, ni tiene importancia, pero si fuera homosexuales, la condena sería más severa.

No es correcto que la noticia de una boda gay, sea tan impactante como la noticia de un crimen, no hay comparación, una boda gay no es más que el símbolo de la unión de dos seres que se aman, y no tiene porqué espantar el amor que une a dos personas del mismo sexo.

Quisiera un día despertar y ver solo noticias de cantantes que se declaren gays, y no de balaceras donde mueren inocentes, preferiría ver imágenes de dos hombres que besan, y no de dos hombres que se matan en una guerra absurda, desearía ver que la ley permite que dos hombres homosexuales adopten un niño, y no ver que la ley arraiga a una pareja heterosexual que tuvo 10 días escondido el cuerpo sin vida de un angelito.


Es lamentable ver como la sociedad ondea banderas de prejuicios arcaicos, es inconcebible, que los niños de New York, se impresionen con esculturas desnudas, y no con sus video juegos de guerra.


Sé que mi opinión y mis lamentaciones, no cambiaran la cruda realidad que vivimos, sé que no viviré para ver este mundo ni tantito mejor, sé que los asesinos, corruptos, rateros, la impunidad, la injusticia, el racismo, ni los prejuicios, desaparecerán solo porque yo escriba lo que creo, pero escribirlo, es un desahogo, y era demasiado mi sentir como para guardármelo.


Y a pesar de todo, creo que todavía existe gente buena, creo que todavía hay esperanza, creo que estamos a tiempo de salvarnos, creo en todas las manifestaciones del amor, creo… yo creo… y eso... es suficiente.


lunes, 29 de marzo de 2010

El Sagrado Clítoris


Está semana, según el calendario de la era Cristiana, que es el que nos rige, se celebra la Semana Santa, que es, a decir de los que saben, la semana en que Jesús de Nazaret cargó su cruz, recorrió su vía crusis, fue crusificado, y resucitó al tercer día.

Y ustedes de preguntarán ¿Qué hace Susanita hablando de Jesús? pues nada más recordándoles lo que está semana significa, aunque para una gran mayoría, esta semana, no tiene mayor significado que pasarla a todo dar en alguna playa concurrida, y como yo no les quiero amargar la fiesta, ni soy redentora de nadie, se me ocurre que en este blogxxxito, vamos a alabar al órgano más sublime y sagrado que tenemos las mujeres:

El Clítoris, sí señor, según los creyentes, nuestro cuerpo, fue hecho a imagen y semejanza de un ser supremo, y si ese ser supremo es mujer, pues seguro tendrá un clítoris, el cual merece que le rindamos pleitesías, y que lo usemos para lo que es.

Espero que se tomen unos minutos para ver este documental que rinde culto al único órgano del cuerpo humano, que no tiene ninguna otra función, más que la de hacer sentir un placer enloquecedor.

Mi intención no es ser irreverente, si no enfatizar que no hay nada en este mundo terrenal, más sagrado y divino que el cuerpo humano.



viernes, 26 de marzo de 2010

Mi amada obsesión (tercera parte)

Hace algunos meses, Oscar, nos comenzó a contar esta historia, aquí la Parte 1 y aquí la Parte 2 hoy nos regala la tercera entrega, un buen pretexto para empezar a calentar el fin de semana.
Gracias Oscar por seguir compartiendo con nosotros, espero que muy pronto llegue la 4ta parte.

Como ya comenté anteriormente, este es un relato 100% real, que soy de México, que no soy musculoso, ni atlético, ni un adonis, que soy un hombre normal, pero eso sí, ni chaparro, flacucho o barrigón, una vez hechas estas aclaraciones comienzo con mi nuevo relato.
La tercera ocasión en que nos vimos -porque ella es de otro estado del que soy originario- estaba yo muy emocionado ya que volvería a ver a la mujer que me había robado el corazón.
Como las otras ocasiones tome el autobús para transportarme a la ciudad en que ella reside, estaba tan deseoso de verla que me costaba esperar mi llegada a la terminal de autobuses.Una vez llegar, salí deprisa, dirigiéndome a donde ella trabajaba sin más demora.
Una vez llegar hicimos contacto visual, con lo que sentí retumbar mi corazón de emoción. más tardamos en vernos que en encerrarnos en su oficina y comenzar a besarnos apasionadamente, sentimos que las ropas nos estorbaban pero al estar en su trabajo tuvimos que conformarnos con disfrutar de nuestros cuerpos por sobre la ropa por algún tiempo para después tener que tranquilizarnos y esperar su hora de salida.
Una vez que llego la hora de comida (que nos pareció una eternidad) y sabiendo que debía de regresar ella a trabajar, nos subimos a su automóvil, y sin pensarlo mucho nos dirigimos a una zona de poco tránsito donde nuevamente nos entregamos a nuestros deseos, al besarnos, parecía que fuera que hubiéramos nacido solo para ello, parecía que nuestros labios hubieran estado destinados a fundirse los unos en los otros.
En esta ocasión fuimos algo más osados ya que aunque estábamos en la calle y dentro del carro, comenzamos a acariciarnos, primero sobre la ropa, para luego pasar a meter mano bajo ella, tomando yo sus hermosos y apetitosos pechos. al sentir mi contacto, sus pezones se inflamaron como por arte de magia al ser liberados de su sostén, el cual subí junto con la parte baja de su blusa.El tenerlos a mi disposición y en todo su esplendor, no pude resistir la tentación de besarlos y lamer su hermoso y antojable pezón, parecía que nunca hubiera tenido sus tersos y ricos pechos ante mi, sentía el deseo de perderme en ellos, la necesidad de besas y sentir cada milímetro de ellos.Ella por su parte se dio a la tarea de abrir el cierre de mis pantalones e introducir su mano por ahí, y buscando desesperadamente dentro, llegó a donde quería, tomo mi miembro con su mano, y librando sus pechos de mis atenciones se dio a la tarea de besarlo primero por todas partes, para luego introducirlo en su cálida y húmeda boca.
Ese fue el momento más excitante, ya que para ella era la primera vez que hacia dicha maniobra.pero no todo puede ser perfecto ya que nos disponíamos a entregarnos el uno al otro (yo acababa de estar apenas dentro de ella, cuando de improviso se escucha el ruido de un motor, por lo que rápidamente saltó al asiento del conductor y encendió el carro.
Debido a ésto, y a que se dio cuenta de que ya había pasado más de media hora más de su tiempo de comida, decidimos dejar para otra ocasión el estar nuevamente juntos.
Desgraciadamente esa próxima ocasión no se ha podido dar, ya que por tener mucha carga de trabajo me ha sido casi imposible ir a buscarla, y por miedo a trasladarse, ella no ha querido venir a verme.

Espero sus comentarios .

miércoles, 24 de marzo de 2010

¡Qué carnaval


Hace algunas semanas se celebró el tradicional Carnaval de Río de Janeiro, una celebración extraordinaria en donde desfilan las mejores escuelas de Samba de Brasil, en un lugar llamado el Sambódromo, un sitio construido para tan magno acto, uno ve a las bellas chicas bailando muy alegremente, y ni idea de como es que con tanto sagoloteo, se mantienen sus diminutos atuendos en su lugar, ¡lo que es vivir en la ignorancia!

Nuestra Querida Gabilicious, que en estos momentos no debe de tener nadita de ganas de andar de sexosa, por razones sublimes y personales, me envió este mail, porque no tendrá ganas de andar lingui lilingui, pero no pierde la picardía, ni la esencia.
He aquí como se fijan esas espectaculares tangas, ahh si así fueran las tangas de uso cotidiano, habría muchas mujeres contentas, y el mundo sería un lugar mejor.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Con tetas hay un infierno



Seguro que habrán escuchado, visto o leído, sobre la novela, y también telenovela, del escritor colombiano Gustavo Bolívar, Sin Tetas no hay Paraíso, que cuenta la Historia de Catalina, una jovencita de 14 años cuyo máximo sueño e ilusión en la vida, es poder operarse los senos, para ligar con maleantes que pagan por la compañía de chicas bien dotadas, la historia no tiene un final feliz, hace poco leí la novela, y me pareció una historia muy fuerte y dura sobre la ideología de la que son victimas algunas jovencitas, es que en nuestra sociedad machista, los senos son un símbolo de sexualidad y poder, más que femineidad, que importa si son de silicón o de kleenex, a la mayoría de los hombres les gusta que las mujeres luzcan unos pechos de buen tamaño.

Pero cuando la naturaleza es “generosa” con algunas mujeres, el paraíso de los senos grandes, se vuelve un infierno. En mi caso, me desarrollé a muy temprana edad, así que a los 12 años ya tenía yo un pechito prominente, que más de un lépero, patán y mal nacido tuvo el mal tino de elogiar, a esa edad mis senos, no era motivo de orgullo, todo lo contrario, sentía una vergüenza terrible y un miedo extremo a que un barajan pasara de lo piropos vulgares y groseros a los hechos, el solo pensar que a algún enfermo se le ocurriera meterme mano, me daba terror, por suerte, mi madre era una señora previsora que nunca me dejó a merced de que algo malo me pudiera ocurrir.
Y por suerte que por mi cabecita loca, no pasaban ideas, como las de la pobre Catalina, ni mi ambiente era de miseria y ambición, porque con esas tetitas, se me habría abierto el camino a la perdición muy fácilmente.

Durante parte de mi adolescencia, llegué incluso a vendarme los senos, como las bailarinas de ballet, con tal que no fueran tan sobresalientes, cosa que mi mamá insistía en que no hiciera, ya un poco mayor, no sé como fue que supe, que los senos, están compuestos por grasa, lo cual me llevó a hacer dietas de hambre, con tal de reducir el tamaño de mi busto, por suerte, también mi mamá se dio cuenta de mi desorden alimenticio, y detuvo a tiempo una anorexia crónica.

Tampoco es que fuera un fenómeno de circo, o que tuviera el busto como Sabrina, pero al menos de mi círculo de amigas, yo era la más pechugona.

Ya con el tiempo, vino la madurez, he aprendido a quererme y aceptarme como soy, y sé que hay cosas que no se pueden cambiar, además, siendo objetiva, mis senos tenían un tamaño adecuado, el trauma era, que la calle está llena de majaderos cuyo cerebro y criterio, es más pequeño de lo normal.

Ahora, debido a un medicamento que estoy tomando, por prescripción medica, mis senos han crecido un poquito, lo cual ya no es motivo de traumas ni complejos, todo lo contrario, ahora los cuido para que estén en buenas condiciones y en su lugar, eso sí, me están causando un frecuente dolor de espalda, pero bueno, ni modo, ahora sí que a lo hecho, pecho, más pecho.

No son las tetas ni la falta de ellas, lo que hacen de esta vida un infierno, o un paraíso, es la actitud con que enfrentamos la vida y el aceptarnos como somos, lo que nos da la felicidad.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Bye Corey :(



No puedo imaginar la década de los 80's sin la presencia del carismático Corey Haim, en la época en que Menudo era la novedad en América Latina, la sensación de EU era él y su tocayo y amigo Corey Feldman. Los Dos Coreys, que siendo ya mayores, en vano trataron de recobrar las glorias pasadas.


Hoy pasé un trago amargo a la hora de la comida, al saber que aquel jovencito que me robo algún suspiro, y que algunos meses estuvo pegado en la pared de mi recámara, entre otros ídolos de mi niñez casi puberta, había muerto a la edad de 38 años.


Corey protagonizó decenas de películas, de las cuales 2 son de mis preferidas, Lucas (1986) y Los Muchachos Perdidos (1987) la primera, una historia entrañable del primer amor de un muchachito tímido e ingenuo, la segunda, todo un icono de los 80's.


Corey, como otros muchos niños actores, al crecer perdió la popularidad, dejándolo sumido en un mundo de excesos, del que no pudo salir bien librado.


Hoy el destino le pasó la factura a Corey, y la pago con su vida.


En paz descanse, que aunque su brillo en la tierra fue fugaz, su resplandor en el cielo será eterno, como el de la gran estrella que fue.

lunes, 8 de marzo de 2010

Día Internacional de la Mujer


¿Y por qué no se celebrar el Día Internacional del Hombre?
Creo que hay hombres maravillosos que merecen ser celebrados, sea pues este post un reconocimiento para todos aquellos hombres, que nos agasajan, y que se quedan a barrer y a lavar los platos, junto a su mujer, cuando se acaba la fiesta.
Un reconocimiento a los hombres que nos ayudan con el orgasmo,
que se levantan sin hacer ruido para no despertarnos,
que bañan a los niños,
que nos dicen lo bellas que somos después de horas de arreglarnos,
y que también nos lo dicen cuando recién despertamos,
que se quedan callados, sonriendo y moviendo la cabeza,
cuando hacemos una rabieta,
que nos consuelan cuando lloramos,
que nos dejan escoger la película,
que nos llaman solo para decir "te amo",
que nos ponen una bolsa de agua caliente para aliviar un cólico,
que nos dicen que somos más excitantes nosotras, que una revista porno,
que nos abren las puertas,
que nos dejan comer de su plato,
que caminan por afuera de la banqueta,
que nos besan la mano,
que aman a su suegra,
que nos dan pequeños regalos,
que nos hacen más espacio en el closet para llenarlo de zapatos,
que nunca levantan la voz, ni la mano,
que nos ponen un alto con sutileza,
cuando queremos abusar de su nobleza.
A todos esos hombres que son hombres, no machos, mi mandilones, ni guiñapos.
Un reconocimiento a todos esos hombres por los que vale la pena ser mujer, y celebrarlo.
FELIZ DÍA DE LA MUJER, SI ERES JUSTA, CELEBRA TAMBIÉN A ESE HOMBRE QUE RESPETA TUS DERECHOS Y QUE CREE REALMENTE EN LA IGUALDAD DE GÉNERO.

viernes, 5 de marzo de 2010

Gitana



Siendo muy honesta, hay mujeres que hacen aflorar en mí un morboso deseo por poseerlas, han sido pocas, muy pocas, se pueden contar con los dedos de una mano, y sobrarían dedos.


Una de ellas es Shakira, ¡ay, pero qué buena que está la mujer! no es solo que este "buena" porque mujeres buenas y bonitas, pues las hay, tal vez no a montones, pero si abundan en los medios chicas voluptuosas.


Shakira es otro nivel, es una sensualidad que incita a la perversión, que me hace fantasear con verla frente a mí contoneando la cadera como solo ella lo sabe hacer, es una mujer que me provoca, más allá de que si canta o no bonito, que si sus canciones son geniales o no, que si sus vídeo son obras maestras o bazofias, eso es intrascendente para mi lujuria, la primera vez que me dejó dudando de mi sexualidad fue con aquel vídeo de Ojos Así, ¡que manera de moverse, que manera!


Luego fue, Las de la Intuición, Suerte, La Tortura, La Loba, y ahora viene la Gitana, que me pareció doblemente estimulante, porque me ha provocado un deseo irrefrenable por hacer un trio con Shakira y Rafa Nadal, pero bueno, no son más que fantasías, todos las tenemos ¿o no? ¿Cuál es la tuya?


lunes, 1 de marzo de 2010

Expo Decepción



Por angas o mangas, en 6 años no había podido asistir a la Expo Sexo, ojala y este año hubiera tenido algo que me impidiera haber ido, ¡porqué fue la peor experiencia sexual de mi vida!
Yo imaginaba que aquello sería un paraíso de sensualidad y erotismo, un Edén de cachonderia, provocación, morbosidad, lujuria, que invitaría a los sentidos a navegar en un río de sensaciones lascivas, nada de eso.

Llegué por ahí del medio día, pues según esto, la entrada era a las 12 PM, tuve que comprar el boleto en taquilla, y pagar $100 de más pues no fue hasta el sábado en la noche que supe que iría, por lo cual ya no lo pude comprar en preventa, de todas maneras hasta ese momento tenía la ilusa idea de que sería una buena inversión.
Y a formarse, por más de hora y ½ estuve parada bajo el rayo del sol, por suerte llevaba una sombrilla que fue mi ángel salvador, aún así, seguía suponiendo que valía la pena la espera pues sentía que aquello era la antesala a la Mansión Playboy, ingenua de mí, que ignoraba que lo único que me calentaría aquella tarde, serían los rayos del sol.
Al fin entré, y en el momento de cruzar el umbral del Palacio de los Deportes, me dieron ganas de regresarme por donde había venido, pues el ruido, era absolutamente enloquecedor, no era solo que la música fuera estridente, era también lo inapropiada para la ocasión, y eran decenas de sonidos diferentes que salían decenas de bocinas, aquello en vez de una Expo Sexo parecía una Expo de amplificadores y un concurso por ver que stand lo ponía a más alto volumen, en fin que por casi dos horas, recorrí las dos alas en donde todo era básicamente venta de juguetes para adultos, los cuales, ni por tratarse de “una Expo” tenían un precio razonable, claro yo sé que esos productos no son económicos, pero uno supone que en un evento de esa naturaleza, alguna promoción habría.
Tuve que improvisar unos tapones para mis oídos con un kleenex húmedo, que fue lo único húmedo que me provoco esa Expo, pues el ruido me estaba comenzando a dar una jaqueca, los pies me empezaban a doler y por ningún lado veía nada que incitara a mis más bajas pasiones.

Había escenarios en donde las chicas se tomaban fotos con los miles de calenturientos que por allí merodeaban, algunas chicas bastante guapas y sabrosas, pero esas, las de mejor ver no estaban tan disponibles y otras eran inaccesibles al publico en general, como las Conejitas de Playboy, que estaban fuera de la vista, en un cubículo al que solo tenía acceso para tomarse una foto, aquel que adquiriera una revista por $100 pesos, había otras chicas más a la mano, algunas más planas que una pared enyesada, y otras con figuras más redondas que curvilíneas, aún así por su poca ropa llamaban la atención y por $10 pesitos se tomaban fotos con los abusones que les metían mano, seguro para presumir con los cuates que se agasajaron a una “vieja bien buenota”
Era imposible poder ver nada en los escenarios, la única manera de observar algo era levantando la cámara del celular, como muchos lo hacían, para después saber de lo que se perdieron de ver en vivo.
Lo peor, de lo peor, eran los maestros de ceremonias, vulgares, obscenos, muy desagradables, no tenían la más minima gracia, el Payaso Platanito, es un poeta comparado con ellos, no sé a quien le puede prender eróticamente un evento tan corriente, sí había miles de hombres alborotados, pero yo como una mujer que gusta de la sensualidad, no la vi por ningún lado.

Ni siquiera entré al mega table, ni a ver a los stripers, pues aunque decían que no había cover si había un consumo minino, y ya para entonces mi dolor de cabeza era tan agudo que haber tomado un trago de cerveza hubiera sido un suicidio, además me parecía absurdo entrar con una marejada de personas y estar entre un tumulto viendo un espectáculo que se puede ver en cualquier zona roja de cualquier ciudad, porque aquello tampoco era el Circo du Soleil, ni los stripers eran Baryshnikov como para que valiera la pena entrar.

Esa fue mi desagradable experiencia en la Expo Sexo, una expo de la cual salí solo con ganas de tomar unas aspirinas, porque de ganas de sexo, ¡NADA!

Soy una persona de fácil diversión, que le haya el gusto a las cosas simples de la vida, y siempre ve el lado bueno de las cosas, pero por más que quise no hallé en la Expo Sexo, ni diversión, ni nada rescatable, todo por culpa del ruido enloquecedor que me perturbo hasta la histeria, en la misma proporción que un orgasmo me lleva al extasis.

Me pregunté una y otra vez, ¿Qué clase de persona haya estimulante un ambiente grotesco, estridente y de mal gusto? Los masoquistas, fue la única respuesta lógica que puede encontrar.