Los Sexosos

lunes, 11 de octubre de 2010

Soñandote



Volví a soñar contigo, pero eso, ya no es algo extraño, porque lo he hecho desde que tengo conciencia, desde que era una niñita inocente que te soñaba sin malicia, y así, han crecido mis fantasías conmigo, desde idealizar nuestro primer beso, hasta hoy, que te imagino en escenarios obscenos, te sueño, abrazada a mi almohada, mientras se humedecen mis sabanas.

Siempre eres tú quien me lleva a clímax intensos, siempre son tus manos las que me acarician hasta el ansiedad que me hace suplicarte que no te detengas, hasta rogarte que me des más, mucho más de lo que puedas darme, siempre tus besos, que me queman hasta consumirme, hasta dejarme hecha cenizas, fatigada por tu pasión que me hace querer renacer y buscar más de ti, solo eso deseo, resurgir de estas ruinas, de estos despojos que están a tus pies, volver a tener la energía para resucitar todo lo que hemos creído muerto, pero esa fuerza solo está en donde estás tú, en mis sueños, es esos segundos de aparente inconsciencia en donde tengo la fortaleza y el coraje para hacerte feliz.

Eras mi amor inocente, eres mi pasión perversa, eres mi paz y mi delirio, eres la verdad irreal de un instante perdido, tú, mi sueño, mi dueño, la redención de una perdición presagiada, eres todo tú en mí, en mi vida, eres todo, sin ser nada, la vida y la muerte de una alma atrapada entre las fronteras de la cordura y la demencia.

Sigo soñando contigo, aún cuando mis ojos, están abiertos.


No hay comentarios: