Los Sexosos

miércoles, 23 de junio de 2010

Los niños de nadie



Hace muchos años, cuando era una chiquilla inocente, e ingenua, había algo que mi cabecita, no lograba comprender, el ver a los niñitos en las calles pidiendo limosna, limpiando parabrisas o vendiendo chicles, yo no comprendía porque sus papás no los bañaban, los llevaban a la escuela, les daban de comer y les compraban ropa y juguetes, alguna vez se lo pregunte a mí mamá, y ella me dijo que esos niños no tenían papas.


Hoy, que soy una adulta, sé que esos niños si tienen papás, lo que no tienen, es la fortuna de que sus padres hubieran podido tener la capacidad de discernir y decidir si en realidad querían traerlos o no al mundo, y me da tanta pena ver que las cosas no cambian, muchos de esos niños, tarde o temprano, serán hombres y mujeres en edad reproductiva, que no tendrán la oportunidad de ver que la vida es algo que más que solo cumplir con el ciclo de nacer, crecer, reproducirse y morir, no, ellos no tendrán oportunidades, y seguramente tampoco la tendrán sus hijos, y los hijos de sus hijos.


Hay veces, y perdón si hiero susceptibilidades con lo que voy a decir, que creo que sería más humano tomar a esos niños y negarles su derecho a reproducirse, sí, sé que lo que digo es horrible y fascista, pero en lo personal me parece mucho más criminal permitir que una chiquilla de 12, 13, 14 o 15 años tenga un hijo, que lo más probable es que acabe igual que ella, si no es que antes muere por desnutrición y la falta de los cuidados más básicos. Por eso a veces creo que tal vez la solución más drástica es cortar de tajo la raíz del problema, puede que ante la imposibilidad de procrear, estas niñas tengan una oportunidad de tener una mejor calidad de vida, pues no se verían obligadas a tener hijos que no desean, ni a provocarse abortos que ponen en riesgo sus vidas. Pero son solo ideas que me vienen a la mente ante la impotencia de ver lo grave que es el problema, tampoco vayan a imaginarse que soy una bestia como el Dr. Mengele.


Si los jóvenes “pensantes” esos que tienen la fortuna de tener un hogar, ir a un colegio y recibir amor, son tan insensatos de no ser cuidadosos y responsables con su sexualidad, ¿qué podemos esperar de esos niños y jovencitos que tienen la calle por hogar? Niños, que muchas veces, son hijos precisamente de jóvenes que no fueron capaces de enfrentar las consecuencias de sus actos. Y de esos jovencitos estúpidos, conozco a muchos que quisiera castrar con mis propias manos, ante el terror de imaginar que se pueden reproducir.


Y las autoridades se limitan a creer que proporcionales un espacio para vivir en invierno es darles apoyo, apoyo sería guiarlos, enseñarles, educarlos, lo cual sería una labor titánica ya que los cimientos de estos niños de nadie, carecen del más elemental de los materiales que una persona debería tener; el deseo de que nacieran.


Nos lamentamos por la situación que vivimos en este país, y no nos damos cuenta de que es un círculo del que no vamos a salir, mientras existan niños que no se desean, aman y guían, mientras no haya conciencia de que dar vida, y ser padres, es un don que no todos poseen, mientras el gobierno y la sociedad no quieran ver la raíz de muchos males, existirán personas que encuentran en el hurto, la venta de drogas, el secuestro, la prostitución, y demás lastres sociales, una manera de vivir, o mejor dicho, sobrevivir, porque creo que a nacer, vivir y morir, debajo de un puente, no se le puede llamar vida.


5 comentarios:

Erich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Erich dijo...

Ooops!! me equivique de nombre por eso suprimi mi comentario, lo siento, lo siento, lo siento.

Susanita dijo...

Ah, no te preocupes! pero era un muy buen comentario ;)
Gracias

Anónimo dijo...

CREEME SUSANITA....TODOS TENEMOS LAS MISMAS OPORTUNIDADES Y POSIBILIDADES DE QUERER SALIR ADELANTE... LA HUMILDAD O POBREZA NO ES SINONIMO DE DERROTA..EN LO PERSONAL ME CRIARON DE UNA MANERA IGUAL DE PRECARIA ,PERO CUANDO SE QUIERE AUN NO TENIENDO PADRES SE SALE A LUCHAR Y A CONSEGUIR EL OBJETIVO.... ME SIENTO SATISFECHO CON LO QUE HE LOGRADO.. Y CREO QUE PUEDE TODAVIA CON MAS... SALUDOS....STEEL

Elena Castillo dijo...

Y de repente creemos que "nosotros" somos diferentes de "los otros". Que nosostros si podemos, e incluso debemos. Que ellos son como bestiecitas que copulan en la calle y beben de los charcos. Que ellos en realidad no son más que una extensión de mi, parte del todo. Que lo que necesitan no es una moneda indiferente, ni operaciones esterilizantes. Actualmente en esta idea, de "los otros" se esterilizan a las mujeres de la sierra alta de Chiapas, bajo la creencia de uqe para evitar que haya más pobres y feitos, mejor hay que cortar de tajo el problema, de raiz.

Difiero, Steel, no todos hemos tenido las mismas oportunidades. Cuando a los 9 años te encuentras huerfana y con 5 hermanos es diferente a cuando creces en una familia proveedora y que te procura.

Mi mamá es actriz de la primera historia, ella vivío la carencia, yo soy el resultado de su vida, de sus pobres oportunidades y mis muchas aspiraciones.