Los Sexosos

viernes, 30 de abril de 2010

Los ángeles están muriendo



Hoy es Día del Niño, mis papás me enviaron un ms. de texto diciéndome:
Felicidades chiquita, siempre serás nuestra niña.
Y yo me conmoví hasta el llanto, es tan enternecedor sentir un cariño tan sincero, auténtico y profundo, que no puedo evitar pensar en el dolor de los padres que pierde a un hijo, y en la otra cara de la moneda, en los padres que matan a sus propios hijos, ¿Cómo puede el ser humano tener tal dualidad?

Si goglean la frase “mueren niños“, se sorprenderán de la cantidad de noticias que aparecen, desde los pequeños apuñalados en China, los nenes de la Guardaría ABC, los pequeños que han muerto en balaceras en Acapulco y Tamaulipas, la nenita Paulette, y tantos casos que desgarran el alma, sin contar los casos que no son noticia, y sin tener ni idea de cuantos inocentes se quedan en el camino, porque ni siquiera se les permite nacer. Hace poco supe de un caso de una persona conocida que golpeó con saña a su pequeña hijita de 8 años.

Y no logro entender, que es lo pasa, lo único que se me ocurre pensar, es que los ángeles se están muriendo, que estamos alimentando la maldad con nuestros actos, al grado que los ángeles prefieren marcharse, porque eso es lo que son todos los niños, son ángeles, son la esencia más pura de la inocencia.

Nunca he comprendido como es que hay mujeres que deciden tener hijos si no son capaces de ser madres, ni comprendo como es que llegan al mundo hijos no deseados, tan sencillo que es prevenir un embarazo no deseado, no estoy a favor del aborto, estoy a favor de la prevención, pero muchas veces sería mejor matarlos antes de que nazcan, que matarlos cuando ya nacieron, ahí está la consecuencia de la inmadurez y la ignorancia, un mundo lleno de niños descuidados, maltratados, mal alimentados, que crecerán y tendrán hijos que vivirán igual o peor que ellos, que pagaran los errores de sus padres.

Todos hemos sido niños, todos hemos sido ángeles, algunos tendremos recuerdos hermosos de una infancia llena de amor, otros, no quisieran por nada del mundo recordar su niñez.

Ahora, como personas adultas, tenemos la obligación de ser un buen ejemplo para los niños que nos rodean, sean o no nuestros hijos, de nosotros depende que esos ángeles crezcan con buenos recuerdos, que no pierdan su inocencia, está en nosotros enseñarle a los pequeños lo maravillosa que es la vida, para que sientan las ganas de vivir, de aprender, de soñar, espero que valoren a ese angelito que tienen cerca y que nunca le den motivos para que prefiera remendar sus alitas y volver al cielo que lo vio nacer.

3 comentarios:

::: P-lón ::: dijo...

¡Bravo!
Felicidades por ser mi tocaya de pensamiento. Los niños son una de las pocas purezas que nos quedan.
Un abrazo.

ROCKSTAR dijo...

ES LO QUE NOS QUEDA, ES UNA VIDA QUE FORMAR, UN PEQUEÑO SER QUE NECESITA DE NOSOTROS Y QUE NOSOTROS PODEMOS ENSEÑARLE A VALORAR LA VIDA.

EXCELENTE POST. FELIZ DIA DEL NIÑO!!!!

ROCK YAA!!!

Erich dijo...

Mi queridisima Susanita...el tema niños maltratados es uno de los que mas hacen hervir mi sangre.

Por eso evitare comentar mas cosas al respecto, por que me voy a colgar aqui y no quiero.

Gracias por dedicar un espacio a esos angelitos terrestres.

PD. Un abrazo y un beso a mis dos angelitas, las amo con todo mi corazon.