Los Sexosos

miércoles, 27 de enero de 2010

La otra ablación


Estoy segura, que ni el mismísimo Stephen King, que tiene una mente prodigiosa para escribir sobre terror, puede ser capaz de concebir en sus momentos más alucinantes de inspiración una historia tan cruel, perversa, inhumana, horrenda y demoniaca, como la que por desgracia viven y han vivido millones de mujeres a lo largo de la historia, me refiero a la bestial practica de la ablación del clítoris, ¿Puede haber algo que humille y denigre más a una mujer, que negarle de manera brutal, el derecho divino de vivir su sexualidad? Y no es solo que se le prive de ese derecho, sino además, la manera tan despiadada en que son mutiladas y que tenga que hacerse, cuando son apenas una niñas indefensas.

No solo se atenta contra la dignidad y los derechos de la mujer, además es un confrontación contra el mismo Dios, Jehová, Ala, la Madre Naturaleza, o en quien sea que crean quienes tienen tan insensible tradición, sí, mutilar a una mujer en lo más íntimo de su naturaleza, es atentar contra nuestro creador, que puso como parte de los genitales femeninos ese pequeño órgano, que no tiene ninguna otra función, más que la de hacer sentir un placer enloquecedor.
Y creo que el ser capaces de sentir tanto placer, no es motivo para que una mujer se convierta en promiscua, la cual suele ser la principal razón por la que se sigue practicando este incalificable acto.

Podría llenar este post, dando cifras, entrando en detalles de cómo se hace, que instrumentos se utilizan, con qué se cose la herida, las condiciones de higiene en que se procede, y de más horrores indignos de la peor pesadilla que pueda haber. Pero prefiero no hacerlo, prefiero no desgarrar sus almas y corazones, si desean saber, hay cientos de páginas dedicadas al tema.

La razón de escribir esto, es para que valoremos el maravilloso placer de ser mujeres, para que descubramos sin prejuicios nuestro maravilloso y perfecto cuerpo, que gocemos de ese pedacito de carne que la naturaleza puso en nuestra entre pierna, que lo toquemos y comprendamos que la única razón por la cual está ahí, es porque un poder divino lo puso ahí, y hay que respetarlo y permitirle que cumpla su función, así como dejamos a los ojos ver, a la nariz oler, a la boca hablar, dejemos a nuestro clítoris gozar, y no permitir que nunca, nadie, ni nosotras mismas, nos haga o nos hagamos una ablación, ni moral ni psicológica, las cuales son ablaciones de las que no se tienen cifras, pero que por desgracia, son mucho más frecuentes de lo que imaginamos, no es algo físicamente doloroso, ni traumático, como la salvaje mutilación genital que sufren mujeres de África, Medio Oriente, etc., pero el resultado es el mismo, mujeres insensibles sexualmente.

Posiblemente desde nuestra trinchera, no podemos hacer nada por esas pobres mujeres que tiene que padecer su trágico destino por la desgracia de haber nacido en culturas cerradas, con creencias obsoletas.Pero podemos hacer una pequeña diferencia, hablando claro con nuestras madres, hijas, hermanas, amigas, quizá alguien cercano a nosotras padece en secreto esos tabús que no la dejan gozar plenamente de su cuerpo, tal vez no podamos detener las patéticas tradiciones de pueblos retrógrados, pero acaso, alguna de nosotras pueda hacer que una mujer abra su mente y deje de vivir su autoablación.

12 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Como bien dices, aun sin estas prácticas, la falta de una educación sexual apropiada castra a las mujeres.
Muchísimas se dan cuenta muy tarde que cuentan con un clítoris y para qué sirve. Algunas lo descubren por accidente. Pero nadie les ha dicho qué es, para qué sirve y el placer que produce.
Esa ignorancia también es una castración.

Don Juan Quijano dijo...

Qué tal Susanita,

Llevo un rato siguiendo tu blog y permíteme felicitarte, es realmente muy bueno!

Respecto al tema que tocas, estoy total y completamente de acuerdo contigo: la ablación física en ciertas culturas es simplemente fatal, retrógrado y despreciable. Yo no sé qué clase de moralismo absurdo y coercitivo permite semejantes atentados contra la dignidad de la mujer.

En fin, y por el lado de la ablación psicológica, creo que es igual de dañino, pero pasa más desapercibido -lo cual también es nefasto.

Como sea, creo que ambas formas son dañinas, pero son igualmente potenciales de ser corregidas con un cambio de cultura...
Yo aplaudo y celebro el consejo que nos compartes: HABLEN con sus familias y amigos. HABLEN de sexualidad. Vivimos en el siglo XXI y es el colmo que aún existan tabúes al respecto del tema en tantas y tantas familias!

Susanita, me encantaría comentar tu post en mi blog, si me lo permites!

Saludos!

Susanita dijo...

Sí Don Juan Quijano, se lo permito.
Muchas gracias por comentar ;)

Ministry " la ignorancia también es una castración" me gustó la frase!!

Ross dijo...

hola a todos y todas
lamentablemente esas terribles
prácticas son antiguas pues a la mujer únicamente se le consideraba
"algo" para tener hijos y nadamás.

Como bien comenta Don Juan Quijano es terrible que en pleno siglo XXI aún nos cerremos ante lo más prodigioso que nos ha dado a nosotras las mujeres la madre naturaleza, es una exquisites disfrutar plenamente ante tal portento.

También me gustó la frase "la ignorancia tambiés es una castración" bien comentado pues muchas mujeres ignoran lo que han tenido desde su nacimiento, también es lamentable.

un saludo para usted Susan!


Pd. Leeré el blog de Don Juan Quijano =P

Free dijo...

Susanita, te he leido sobre la ablación. Y creeme, desde aqui, como mujeres que vivimos en una sociedad libre si podemos hacer mucho, muchisimo por todas las mujeres que son violentadas de esta forma. Justamente Amnistia, la página de la que haces referencia a la imagen tiene programas muy amplios y accesibles sobre información y acciones concretas para detener este tipo de mutilaciones. Te invito a uqe las consultes, y te invito a uqe invites a más personas.

Un abrazo!

Free

CIVR dijo...

Hola Susanita, con respecto a este post, simplemente no tengo palabras...o prefiero no decirlas para no ofender la vista de tus lectores con tantas maldiciones contra costumbres tan cavernarias. En fin, si quiero aprovechar para saludarte y agradecerte que hayas curiosiado por otros blogs, de entre los cuales encontraste el mio (aun en pañales) y dejaste el primer comentario (el cual me da mucho gusto), gracias por la recomendacion de el blogxxxito de Algo mas que sexo...Por el momento es todo, nos seguimos escribiendo.
CIVR

Lamia dijo...

Cuando me entere que en partes del mundo hacian esto fue horrible -
me parece de lo mas brutal -
sobre todo porque despues estas niñas crecen y vendra un hombre con el que tendra relaciones y este si que sentira placer -
Me parece de lo mas horrible y denigrante.

Y tienes razon tambien con el daño psicologico que deja incapaz de sentir.

Flor de Asfalto dijo...

Que lamentable es ver que en esos paises todavia sigan atentando de esa manera contra las mujeres, ojala y algun dia dejen de hacerlo aunque con esas mentes tan retrogradas que tienen lo dudo mucho.

Canek dijo...

esta es la primera ocasion que tengo el honor de leerte me gusto a grandes rasgos lo que lei aqui felicidadez por post me agrado y pues que bien que levantes la voz para decir algo que no debe quedar en un silencio saludos

Jorge Ampuero dijo...

Algo muy lamentable que esto siga ocurriendo actualmente.

Saludos.

Ella y el sexo dijo...

Tienes toda la razón del mundo, sin duda es una de las muchas cosas que no entiendo qué pintan en el siglo XXI (bueno, realmente no entiendo qué pintan en ningún otro, pero si se supone que con el tiempo progresamos... se ve que no todos lo hacemos). Es una barbaridad y además, soy incapaz de empatizar con quienes lo hacen, por mucho que sea su religion ¿qué daño les hace a ellos que una mujer tenga clítoris?

Muchisimas gracias por tu reseña de mi blog, ¡yo ya te tengo en mis favoritos después de ojear el tuyo!

He estado ausente un tiempo (es lo que tienen los exámenes) pero ya estoy de regreso, aunque poco a poco.

¡Un beso!

reposteria, sudor y lagrimas dijo...

Brutal,horrible, mountruoso.
Gracias por crear conciencia hay mucha gente que no sabe sobre estas atrocidades.
Muy buen blog me encanta, soy fiel seguidora.
Yuzz