Los Sexosos

miércoles, 15 de julio de 2009

EN UN HOSOPITAL DE ESTE PAIS‏

QUIERO DISCULPARME CON zY@nnY@ QUE NOS HIZO EL ENORME FAVOR DE COMPARTIRNOS ESTE EXITANTE RELATO, QUE POR DESGRACIA ACABO EN EL CORREO NO DESEADO, Y HASTA HACE POCO ME DI CUENTA. ESPERO QUE SIGAS SIENDO LECTORA DEL BLOGXXXITO. MIL GRACIAS POR TU APORTACIÓN.Él era un medico reconocido y me doblaba la edad, yo solo era una interna de pregrado. Al finalizar la cirugía, él se acercó, me tomó del brazo y me dijo al oído suavemente: te espero al rato en el hospital, te pones una falda . . .
Llegué puntual a la cita, él me espiaba desde la ventana de su consultorio, cuando entré al hospital el estaba parado frente a la puerta que llevaba al quirófano.
Entramos al consultorio, cerró la puerta con seguro, se sentó en el escritorio y me señalo el sofá, me senté, él me miro por unos segundos, tal vez fueron minutos, no lo sé, se abalanzó sobre mi, pero solo besó mis labios, después de todo era el primer beso que me daba, yo lo besé, él me gustaba desde que lo vi por primera vez con su uniforme quirurgico.
Me besó el cuello, primero despacio y suave, bajó mi blusa y besó mis senos suave pero firme, luego, mordió mis pezones.
Yo estaba sorprendida, inmóvil, pero queriendo que continuara, que no se detuviera.
Subió mi falda, hizo a un lado mi tanga y observó mi vulva, la besó delicadamente, yo traté de apartarlo, era la primera vez que alguien me hacia eso, me miró y dijo:
-tranquila, relájate, te va a gustar
Sujetó mis manos con fuerza y continuó besando, lamiendo, chupando y aveces, mordiendo delicadamente.
De repente, sentí una corriente eléctrica que entraba por mis pies y mis manos, recorría todo mi cuerpo y estallaba en mi vulva, le dije hazlo ya, él me besó los labios y me dijo aún no y continuó besando, lamiendo, chupando y mordiendo, ahora más fuerte, di un fuerte gemido al mismo tiempo que se oían unos pasos frente al consultorio, lo llamaron
-dr, dr.
Luego, se fueron.
Él no paró de hacer lo que hacia y cuando empecé a temblar, lo hizo, me penetró, despacio, suave y fue subiendo la intensidad, mi vagina empezó a contraerse rítmicamente, primero despacio, luego rápido, él paraba y me decía:
-¿Te gusta?
Yo le decía que si con la cabeza y, no pares, con la boca.
Él continuó hasta que llegamos, al mismo tiempo al orgasmo, juntos.
Esa fue la primera vez que me hicieron sexo oral y entendí, también, que el buen sexo no siempre tiene que ver con el amor.
CORTESÍA DE zY@nnY@

7 comentarios:

Toño dijo...

Primiss.

gabi-licious dijo...

Ese primisssss!! nomas pone primis pero no comentaaaa! un buuu para el!!

hortografika dijo...

Charros, tons si es cierto que esas cosas suceden!!!

Ross dijo...

buen relato, las cosas
que suelen suceder en
un hospital (recuerdos)



excelente inicio de semana
para todos!

Toño dijo...

pues que quieres que comente. si el relato dice todo,ademas lo unico que podria decir, es que ojala no me toque un doctor asi!!!!

Flor de Asfalto dijo...

Y yo que deje de ir al seguro caray!!!

Mayricienta dijo...

Nooo, no me digan eso!! Mi novio trabaja en un hospital!!!
Jajaja
Lo bueno que las enfermeras son gordas y feas. Jajaja