Los Sexosos

miércoles, 10 de diciembre de 2008

UNA TARDE DE PELICULAS

Llego este relato, y me piden anonimato, lo respeto.
Pero sin duda, es uno de los relatos más lindos que han llegado a este blogcito. Gracias.


-¿Qué padre esperaría que su hijo de 20 años sea virgen?- Dije a voz burlona una tarde de películas.
Éramos amigos, de esos que se la pasan juntos, que se sonríen escondiendo un sentimiento y se rozan los dedos esperando que alguien reaccione.
Ciertamente, hace poco que volvía a mi vida o yo a la suya; un antiguo amor que resurgió de las cenizas estaba haciendo un incendio en los interiores de mi corazón.
Había perdido la fe en el amor, podría producirles risa ¿A los 20 años uno qué sabe?, pero realmente estaba en mi papel de convencida.
Él tenía el corazón roto, creo que yo también, pero al paso del tiempo algo empolvado estaba golpeándome el pecho.
Entre juegos, comentarios atinados, luces tenues, noches de luna llena y playa… no sé cuándo pasó pero una noche en medio de la oscuridad, en la sala de mi casa, tenía sus labios tan cerca de los míos, ¿Cómo resistirme, como apartarme sí latía tan fuerte y lo escuchaba latir? Me aturdía, me estremecía.
Sus labios en mi cuerpo, primero el rostro, después la boca, en algún momento mi cuello. Y las manos jugaron, y el cuerpo se hizo partidario; esa danza de encuentro, frenesí de un sentimiento en llamas.
Reaccionaria subí mi pierna sus muslos, él me sujeto y levantó mi cuerpo, estaba sobre sus piernas con medio pecho desnudo y los ojos cerrados.
Sujetos a un beso, el mismo que inicio la escena, sujetos de los dedos, los pies, y hasta el cabello.
Resurge de la oscuridad esa sensación de entrega.
No era mi primer encuentro sexual, pero sí el más intenso, no sabía si era un juego, pero ya era tarde; me había enamorado, tenía mi corazón, mi piel y mi vida en sus manos, sobre sus piernas. Comenzaba la historia y yo con el pecho desnudo y los ojos cerrados había entregado mi cuerpo a un amigo de tardes de películas y noches de playa y luna llena.
Para entonces abrí los ojos y lo vi, temblaba, tenía los ojos nerviosos y la piel cálida, sujeto a mis manos, enlazado a mi cuerpo.
Había encontrado el amor, en un viejo amor, había vuelto al punto de partida.
Cuantas veces gire buscándolo.
Lo tenía bajo mis piernas, tocando mi espalda, descubriéndome.
Lo tengo ahora, leyendo mi ser, escribiendo mi futuro, lo tengo en cada huella de pasión en la piel, en cada gemido de entrega y cada promesa de latidos profundos.
No era mi primer encuentro sexual, pero sí el más importante.

9 comentarios:

KillerPollito dijo...

Primissss (inserte aqui baile de jugador de fut despues de meter un gol)

Azael dijo...

Un relato suave, tranquilo, con el sentimiento emanando de cada letra...

Ahora me pregunto que se yo a los 23 años???

por cierto, soy primis.

Azael dijo...

No se vale, al pollo le dieron un pitazo...

KillerPollito dijo...

jajajaja sin llorar... Caso curioso que el Aza llega un minuto despues... mmmm esto me huele a que alguien juega en los dos bandos mi Aza...

Entender al amor a los 20 años no tiene que ver con la edad o lo vivido, o las parejas sexuales, o los novios(as) o las decepciones y los corazones rotos. Si todavia confunden el amor de pareja con la calentura, las hormonas o los besos entre amigos, todavia les falta. Muy buen relato de cualquier manera.

Lady Manhattan dijo...

Que bonito relato...........por cierto: CUARTIS

Lady Manhattan dijo...

jajajajajaja perdón, quintis y sextis

Gabi-licious dijo...

... oigan ustedes tienen buenas influencias ehhh?? Me late que tienen ahi vara alta por ahi!!

Apoyo al Killer en su comentario numero 4.

Me gusto.. me gusto el relatillo!

Oscar López dijo...

Hola, soy un nuevo seguidor de este tan interesante blog :)

Me parece muy bien que existan lugares donde uno pueda sentirse libre de expresar lo que en realidad siente y piensa, sin importarle lo que marta la opresiva y cuadrada sociedad.

Felicidades y sigue asi ;)

El Chilakil dijo...

Pues muy cursi para mis gustos, pero pues no soy muy bueno para estas cosas de cualquier manera.
Pero bueno, hablando de “una tarde de películas “este fin de semana vi una que me recomendó mi papa hace mucho tiempo. Se llama el lado Obscuro del Corazón. Creo que muchos de ustedes que se dan la vuelta por aquí les gustaría mucho. Les dejo esta liga de una de las escenas en donde sale ni mas ni menos que Mario Benedetti.

http://mx.youtube.com/watch?v=43JkLiPegBA

A cabr… igual y si termine siendo un crusi al final de cuentas.