Los Sexosos

miércoles, 22 de octubre de 2008

LA ULTIMA Y NOS FUIMOS, A LA FREGADA


Lo que a continuación te voy a contar es la culminación de todas las aventuras que viví con Esteban, el mejor amante que he conocido en mi vida. Es un sinverguenza y mentiroso, pero le guardé un cariño sincero, que me llevo a complacerlo más allá del límite... Todo esto sucedió una desvelada mañana de Septiembre: Habíamos trabajado en el tercer turno, yo entre alas 10 de la noche y el a las 11. Casi no nos vimos, ya que nuestros trabajos rara vez se cruzan, detalle que agradezco bastante el día de hoy. Yo estaba de ganas, me lo imaginaba, acariciándome, besándome y haciéndome todo lo que me encantaba. Le llame ya casi para irme, lo invité a mi casa, tratando de aprovechar la ausencia de mi madre. Ya la semana habíamos hecho locuras en un sillón de la sala, en presencia de un gato muy curioso, con cara de susto, pero no se fue nunca el desgraciado gato, por más que lo corrí. Le pareció buena la idea, cuando nos encontramos afuera de la planta, me dijo, "hoy quiero que hagas realidad mi fantasía" puse cara de susto, por que mucho había hablado de un trío, se ponía muy caliente cuando me susurraba al oido que quería cogerme con otro hombre. Tragué saliva y asentí. Dije, bueno, un recuerdo extremo más para el 2008. En eso me dice, "va a ser otra mujer, eh", ya no supe que pensar, es más, tengo serias sospechas de que ya no pensé más esa mañana. Nos fuimos rumbo al departamento de su contacto, yo iba pensativa, no niego que más de una vez, me pregunte que se sentiría besar a otra mujer, pero siempre me dije que podría vivir sin saberlo.El notaba mi desconcierto, pero no decía nada, me distraía hablando del trabajo, llegamos a la ciudad y nos dirigimos a buscar a su contacto, pasaban mil cosas por mi cabeza, principalmente, me preguntaba ¿Quién era esa persona que estaba igual de dispuesta que yo a cumplirle su fantasía? ¿Acaso sería lesbiana y me iba a hacer de todo? ¿Y si no me gustaba, y si me daban celos, y si la acción era entre ella y yo nada más? Llegamos rápido, entramos a una pequeña casa de interés social, muy linda y muy limpia, nos presentó y nos comportamos como si nada, él entró al baño y hablamos un poco entre nosotras, generalidades, no era una persona extraordinaria, no medía mas de 1.60 m, media llenita, de cabello rizado, pintado, ojos pequeños y usaba frenos, yo no debo haberle parecido la octava maravilla tampoco.Esteban salio del baño y aproveche para entrar yo, me asaltaron las dudas mientras veía mi cara en el espejo, estuve a punto de salir y tomar mi bolsa y largarme, pero.... Cuando salí, no los ví, él me llamo de una habitación al fondo, estaban sentados en la cama platicando, muy tranquilos, él me pidió que me sentara a su lado y tomó mi mano, ella comentó que iba a tomar un baño, que nos pusiéramos cómodos, nos quedamos sentados en la cama, creo que ni él sabía como actuar, nos estuvimos besando, atentos al sonido del agua en el baño, los besos nos llevaron al faje, y en cuestión de minutos estabamos desnudos, el recostado en su espalda, yo boca abajo, dándole sexo oral, todavía sin creer lo que estaba pasando, lo sentía nervioso, a la expectativa de la llegada de su amiga, quiso penetrarme, me pidió que me quedará como estaba, me jalo hacia la orilla de la cama y me penetró de perrito, yo estaba enloquecida, gimiendo su nombre, apretando la colcha, en ese momento se escucho abrirse la puerta del baño, él dejo de penetrarme y fue al encuentro de su amiga, se recostó en la orilla de la cama, ella llegó envuelta en una toalla enorme, Esteban me jaló a mi hacia su cuerpo, me hizo montarlo y me penetró, a ella la acercó a la cama, y levantando una de sus piernas comenzó a darle sexo oral, estas posiciones, inevitablemente nos acercaron, mi cara quedó en su hombro, y la de ella, cerca de mi cuello, él es un maestro hablando de sexo oral y escuchaba sus gemidos, su aliento llegaba hasta mi cuello, poco a poco, nos fuimos recargando una en la otra, estaba tan fría su piel... soltó su toalla y dejo al descubierto su sexo depilado, él se daba un festín con sus jugos y sus jadeos. Ella tomó una de mis manos y la llevo hasta sus pechos, un rato antes, le había preguntado yo a Esteban, que esperaba ella de mi, su respuesta fue TODO. En ese momento recordé ese comentario y comencé a acariciarle sus pechos, los tomaba y los apretaba, bajé mi cabeza y tomé uno de sus pezones entre mis labios, sinceramente diré que no le encontré nada placentero chuparle sus tetas, pero a cada acometida mía sobre sus senos, sentía el placer de Esteban y los gemidos de ella, en ese momento era más que suficiente para continuar. Así estuvimos buen rato, yo estaba casi acalambrada y se los comenté, cambiamos de posición, esta vez, ella se recostó en la cama, el intentó penetrarla y ella se negó, desconozco la razón, pero lo agradecí, nos acomodamos de tal forma que Esteban podía penetrarme de perrito y al mismo tiempo darle sexo oral a ella, yo quedé sobre sus pechos, me levantó un poco y mientras Esteban me cogía con mas ganas que nunca, ella mordisqueaba mis pechos, los apretaba, los juntaba y jugaba con mis pezones, en cierto momento llevé mi boca a su cuello y empecé a besarlo, le lamí las orejas y gimío diciendo mi nombre, eso y la reacción de Esteban fueron suficientes para seguir el camino natural hacia su boca, mordisquee sus labios suavemente, ella reacciono metiendo su lengua entre los mios, buscando mi lengua con ansiedad, abrí mi boca y le permití juguetear con mi lengua y mis labios, puso sus manos en mi nuca y ya no me dejo ir en un buen rato, nos besamos con cierta desesperación, yo deseando que fueran los labios de Esteban y ella, no sé...En determinado momento, senti sus dedos jugar con mi clítoris, fue una sensación algo rara. Esteban se separo de nosotras y disfruto nuestro jugueteo un rato, me tomó de la mano y me ordeno, chupásela, me quede con cara de desconcierto, vi su sexo rasurado, sus labios abiertos, su vagina rosada, y le dije a él, no sé que hacer, me jaló suavemente, y me dijo, bésala como si fuera mi verga, me hinqué entre sus piernas y lentamente descendí a ese valle desconocido para mí, el aprovechó la posición para cogerme nuevamente, yo perdida en territorio desconocido, atiné solamente a recorrer con mi lengua sus labios, señoras, no es un mito, el clítoris no es fácil de encontrar, identificar y manipular, mi amante estaba en el cielo, al verme perdida entre sus piernas, se separó de pronto y levanto mi cabeza, me dijo, "tu leche mi amor" yo abrí mi boca, aun sobre el vientre de su amiga y recibí parte de su semen en mi boca, la otra parte la dejo caer en su vientre y me pidió que me lo comiera, lentamente comence a lamerlo con mi lengua, sentí como se estremeció ella y como se sintió él al observarme. Nos quedamos recostados un rato, ella se levantó primero y sugirió un baño multitudinario, yo decliné la invitación, por la cruda moral que empezaba a sentir, nos quedamos otra vez solos en la habitación, nos vestimos en silencio, notó mi estado y cerró la puerta, casi le creí cuando preocupado me pregunto como me sentía, abrí la puerta y de salida le dije que bien, cuando ella salió de bañarse y se vistió, nos quedamos solas un rato, me enteré de que no era yo la amante de Esteban, sólo una aventura, su amante de siempre era ella, me dijo que siempre estaban en contacto telefónico y recordé como sufría yo para recibir una llamada de su parte, me hablò de los años que tenían juntos y como habían planeado esa mañana conmigo. Me confesó que esa mañana había sido una experiencia única y que no veía la hora de repetirla y de que tuviéramos más tiempo solas. Me invadió una tristeza aún más grande, cuando regresó sonriente y satisfecho, disimulé un poco. Antes de 2 semanas, ya habíamos terminado para siempre, esta fue y quizás será mi primera y última experiencia lésbica, aún no decido si algún día repetiré esta experiencia tan abrumadora, lo que si sé, es que esa mañana, si que me costó conciliar el sueño.

9 comentarios:

Susanita dijo...

Caray, Lettie, que fuerte descubrir que ese tipo solo te uso todo este tiempo, digo aunque sabias, el terreno que pisabas, pero solo creias que tú eras "la otra" y no "una mas"
Y que duro hacer los sentimientos a un lado, y la cruda moral... oh Dios, que situación, pero tienes muchas razones para salir adelante, sobre todo una, ya sabes, ese debe de ser el motor de tu vida.

monikititita dijo...

Ayy Lettie! No soy la gran experta en cuestiones, pero recientemente vivi una experiencia similiar.

es horrible sentirte usada, descubrir de pronto q sólo eres una persona más y q existe alguien q significa más para el q tu... la mente da vueltas y comienzas a preguntarte si cuando te hacía el amor (para nosotras xq para ellos tal vez solo era una cogida) pensaba en ella, si cuando sentía tu cuerpo sobre el pensaba en ella...

Es una situación angustiante y super dolorosa... Sólo te puedo decir q eres una mujerzota bien chingona y q esto no debe afectarte mucho... al final, hombres como el van a terminar solos, buscando una caricia, un te quiero...

Por otra parte espero q dada la situación no te haya resultado un tanto traumático tu primer experiencia lésbica, ojalá q no sea así xq entonces si te habría terminado de joder!

Yo siempre he tenido ganas de un trío, es una de mis fantasías más recurrentes, pero por mi naturaleza -soy un tanto fácil de enamorar y me encariño rápido- preferiría q dicha experiencia fuera con personas un tanto desconocidas, para así no meter ningún sentimiento... bueno en este caso tu jamás imaginaste q eras una invitada más y no la principal.

Ánimo Lettie! estoy segura q más de una noche va a pensar en ti, y tendrá q refugiarse en los brazos de "la que tiene".

Un abrazo fuerte!

Gabi-licious dijo...

Letti, te confieso que tuve que leer tu relato dos veces para digerirlo.
No ha de ser facil darte cuenta que durante un tiempo estuviste mendingueando un amor que nunca fue tuyo. Ni siquiera de la propia esposa.
Letti, si te queda algun recuerdo de ese wey, lo mejor es arrancarlo de tu corazon y hacerlo bolita como si fuera una hoja en blanco y zum! aventarlo muy lejos.

Anónimo dijo...

Que poca de ese tipo,, se ve claro Que no vale la pena, EStoy segura ke puedes conseguirte uno y todos los hombres que kieras y sabes mil veces mejores que este tipo, por que la verdad te mereces un hombre pero de verdad; se nota que lo apreciabas y ese cariño alguien como el no se lo merece.
Pin#%es hombres.

Lidia dijo...

Hola Lettie,
coincido con Gabi y con todas las chicas del blog.
Me gustan tus relatos y aunque "gracias" a este tipejo pudiste experimentar muchas cosas muy locas e interesantes, evidentemente el involucrarte sentimentalmente no te hizo nada bien. Creo que esas cosas se deben hacer por curiosidad, por libido, por lo que sea, pero en la situacion con el tipo este, no mezclar el amor.
Me dio coraje la desventaja en la que nos ponemos muchas mujeres con respecto a enamorarnos de algun pendejo o a algun mal intencionado...
Como bien te dicen, trata de olvidar y apuntar hacia algo mejor. Siempre, siempre, siempre hay alguien mejor entre 6 billones de habitantes de este mundo de porqueria jeje (estoy escuchando tangos por eso lo fuerte de mis palabras). Un amante mejor, un novio mejor, alguien que este al 100 con una y que no tengas que compensar y mucho menos soportar algo que no quieres... En fin, bueno les he tomado cierto carino a las que escriben y comentan aqui (sera cibercarino??) jeje no se, pero en serio te deseo que te liberes del amor que le tienes a este tipo...
Saluditos

Ann dijo...

que fuerte, pero mas fuerte tu Lettie, al final es una experiencia mas en tu vida y algo bueno debe de quedarte de ella, solo toma eso y lo demas hay que desecharlo, al igual que desechar tipos como este
No hay nadie en el mundo mas importante que tú, eso que no se te olvide
La experiencia que tuviste, creo que muchas la deseamos, pero bajo circunstancias diferentes, coincido con Gabi en que tal vez es mejor hacerlo con alguien desconocido con quien no tengamos ningun lazo afectivo

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con todas, en que en este tipo de experiencias hay que andarse con mucho cuidado de las personas con quienes lo haces y los sentimientos que hay de por medio. A mi lo que llega a sorprenderme de la experiencia de esta chica, es corroborar qué tanto el amor te ciega, al grado de llegar a perjudicarte a ti misma. La tipa con la que participan en el trio "no se dejó penetrar" y nuestra amiga sí. Y yo me pregunto por qué la otra no quiso que la penetrara?? Pues porque sabe lo promiscuo que es su compañero sexual en turno y si no tenia protección, no quiso arriesgarse, cuida su salud. Pero nuestra amiga Lettie, por amor olvida ese pequeño detalle. Por favor amiga, reflexionalo mucho, algo que una de nuestras compañeras te dijo es cierto, lo primero eres tú. Y eso incluye tu bienestar. Alguien que se anima a entrarle a este tipo de experiencias, es evidente que no tiene una sola pareja sexual. Cuidado nenas...

Oh-Diosa! dijo...

Pero qué difícil es eso!! Deberíamos de poder controlar los sentimientos pero como mujeres, creo que es nuestra naturaleza tener los sentimientos a flor de piel; aún cuando sabemos que algo nos puede doler, ahí seguimos.

"Lo que duele no es el amor, sino el desamor"

Lettie dijo...

Ay Susanita, quisiera decir que lo usé tanto como él a mí, pero perdí la cordura entre Enero y Julio.
Hoy sé que tiene una mujer embarazada en el trabajo, así que cuenta, su mujer, su amante, una más y otra más, que cosa piensa este hombre, que engaña a 4 mujeres.
Hoy, después de semanas quizás sin vernos, me lo topé con la tipa embarazada.
Siento mucho coraje, pero ni hablar, no me queda decir otra cosa, sólo: ufff de la que me libre, pude haber estado mas comprometida con él, gracias a Dios que no.


Saludos y gracias a todos.