Los Sexosos

lunes, 28 de julio de 2008

UNA CALUROSA TARDE DE JULIO



Hace unos días, tuve que ir al trabajo a una junta, como si el destino se burlara de mi, me encontré nuevamente con mi ex amante.
Lo saludé, como quien saluda a un viejo amigo.
Más tarde hablamos por teléfono, lo que hablan 2 viejos amigos, cuando nos dimos cuenta, nos estábamos diciendo, cuanta falta nos hacíamos, y cuantas ganas de estar juntos sentíamos.
Ya era tarde, tenia que regresar a la casa, pero no pude evitar acordar verlo a la salida.
Espere nerviosa y ansiosa, me aleje un poco, para que nadie se diera cuenta de que nos íbamos juntos.
Un rato después de la hora acordada, llego en su carro por mi, no hablamos mucho, no muy lejos, hay un hotel de paso, no es muy lindo, pero como estaba de camino, era el lugar que mas frecuentabamos.
Era una tarde muy calurosa, llegamos al hotel empapados de sudor, la habitación estaba fresca, a mi siempre me han parecido de mal gusto, los espejos de de pared a pared que flanquean la cama, la tina de baño y el W.C. sin puerta, todavía más, pero estaba ahí con él y era lo que importaba.
Se lavo la cara y se quito la playera que traía, yo me quite el pantalón, lo vi dirigirse hacia la cama, mientras yo me quitaba los aretes y mi anillo (percances anteriores me ha hecho tomar precauciones, aunque debo decir, que es divertido buscar joyería entre las sábanas, después de hacer el amor) Lo alcancé en la cama, estaba ahí acostado, recargado en unas almohadas, con una camiseta blanca y sus boxer, los que había bajado un poco al frente, descubriendo su miembro para mí. Llegue a su lado, usando mi blusa y mi ropa interior, ya sin pantalón ni zapatos. Me gusta mucho mi blusa, por que enfatiza la redondez de mis senos, traía una pantaletita negra, con detalles deshilados al frente. Me monté en él, inmediatamente se dirigió a mis pechos, acariciándolos, le retire sus manos suavemente y tomé posición de ataque, fui descendiendo lentamente hasta su pene, aún no tenía una erección y mi primera misión esa calurosa tarde de verano, fue despertar su deseo, jugué con mi boca, con mi lengua y mis manos, es realmente rico, sentir crecer su pene en mi boca, sentir cada estremecimiento ante cada atrevida caricia, no sé por qué, pero le encanta que chupe sus testículos, mientras estímulo su pene con mi mano, seguí con mi juego, satisfecha por la erección que obtuve, lentamente, sin prisas, volví a montarme en él, pero esta vez, introdujimos su miembro en mí, otra vez, empezó a besar mis senos alternadamente, mientras entraba y salía de mi, debo confesar, que realmente me siento torpe en esta posición y sin que sintiera mucho, lo induje a cambiar a la posición de misionero.
Ya recostada, lo recibí ansiosa entre mis piernas, lo sentía ir y venir, introduciendo toda su dureza en mí, de repente, tomo mis manos, y las entrelazo con las suyas, y las colocó al lado de mi cabeza, me sentía dominada, a merced, a su voluntad, descendió su cabeza hacia mi cuello y me dijo "eres mía" mientras aumentaba el ritmo de cadera, yo estaba loca, gritando y gimiendo su nombre, pidiéndole más, apretando su cadera entre mis piernas, y él alternando mordiscos a mis pechos, los succionaba con desesperación, mientras yo sentía llegar la muerte, tuvo sus manos entrelazadas con las mías mucho rato, no sé por que, pero me encanto ese detalle.
Al rato se enderezo un poco, y empezó a acariciar mi clítoris, con una mano y con la otra, apretaba uno de mis pezones, mientras continuaba con su vaivén de cadera. Su cuerpo y el mío estaban empapados en sudor y fue delicioso sentir como caían las gotas de sudor sobre mi, intentaba abrazar su cadera con mis piernas y había una rica fricción por la humedad.
Fue maravilloso, tuve un orgasmo, cerré mis ojos y me deje ir, tomo mi cara entre sus manos y riéndose, como me encanta me pregunto:
-¿A dónde vas?
Yo sólo pude reírme y seguirlo cuando se recostó sobre su espalda otra vez, yo me lanze a chuparle su pene con el fin de que eyaculara en mi boca, en eso, me toma el cabello y viéndome a los ojos me pregunta:
-¿Te puedo coger por el chiquito?
¡Uff! no me sentía muy cooperativa, pero me persuadió y al final acepté.
Me puse en posición de perrito y le pedí que estimulara mi ano. Llenó de saliva uno de sus dedos, ignoro cual, y lo fue introduciendo lentamente en mi ano, a pesar de que no iba mentalizada para esto, empecé a disfrutar su manoseo, introdujo otro dedo, le pedí que fuera despacio, por que cuando se emociona llega a ser incomodo para mi, emprendió lo que le pedí y se fue moviendo lentamente, con su otra mano, acariciaba su pene, listo para penetrarme.
Después de un rato de jugueteo, tomó posición, yo me relaje bastante, esperando su acometida, estos momentos del sexo anal, han llegado a ser muy significativos, pues ha aprendido a comprender mis gemidos y movimientos, y eso marca el ritmo de la penetración, llenó su pene de lubricante y lo colocó a la entrada de mi ya estimulado ano, fue introduciéndolo despacito, casi sin querer, yo iba sintiendo su avance, disfrutando el momento, él no dejaba de preguntar como me sentía, yo sólo le decía que siguiera, introdujo una parte de su pene y ahí empezó a jugar al mete saca, yo estaba muy concentrada, aún era algo incomodo, pero me excitaba escucharlo gemir, me abrazo por la espalda y me agradeció lo que estábamos haciendo, yo toda excitada le dije:
-No tienes que pedirlo, ya sabes que es tuyo, que es tuyo
Y gemía desesperada.
Quiso intentar una nueva posición, más cómoda para mi, me coloque de lado y él, levantandome una pierna en el aire, volvió a penetrarme, hasta el punto donde habíamos quedado, sin darme cuenta, esta nueva posición le daba más libertad para entrar y salir, y yo, toda estimulada, le pedía mas y más, en cierto momento logramos contacto visual en el odiado espejo, podía ver sus gestos, veía como reaccionaba él a mis palabras atrevidas y me dedique a complacerlo, pidiéndole mas profundidad, más velocidad............
-Dame toda tu leche, dámela toda, quiero sentir tu leche calientita en mi ano
Cambiamos nuevamente de posición, a gatas, lo recibí nuevamente, sentía llegar el final y lo ayude cuanto pude, moviendo mi cadera y gritando cuanto me gustaba cuando me cogía.
Explotó en mi interior, pude sentir su calidez y la delicadeza con que se retiro, estábamos empapados de sudor, cansados, satisfechos y adoloridos.
Se levanto y fue a lavarse, me quedé recostada, aún saboreando ese rico rato.
Ya casi no hablamos, era tardisimo y él no se había comunicado a su casa, yo menos a la mía, acordamos que me dejara en un lugar cercano a mi casa,para que él se fuera a la suya. Nos dimos un último beso, me dijo que me va a hablar para vernos nuevamente.
En nuestra situación nada ha cambiado, seguimos siendo los mismos amantes apasionados en la cama, seguimos siendo dos personas separadas por un matrimonio, seguimos sin decirnos nuestros sentimientos, seguimos siendo almas gemelas sexuales.
Ya sea en una fría noche de enero, o en una calurosa tarde de Julio, somos dos amantes entregados y compenetrados.
Dos amantes que nos rehusamos a separarnos y privarnos del placer que juntos encontramos.
No sé que tan lejos me vaya a llevar esta relación, pero mientras exista una chispa mínima entre nosotros, seguiremos encendiendo nuestra propia hoguera.

13 comentarios:

gabi-licious dijo...

Ay Lettie, volviste a caer!!!

Nada mas te doy un consejo, mientras te guste esa relacion, disfrutala y mucho y trata de aprender de ella. Lo que te sirva, canalizalo hacia algo bueno para tu persona. Lo que no, desechalo.

Al fin de cuentas tu eres la duena de tu vida!!!

bleu dijo...

ay lettieeee, porque escribes esas cosas?... si yo estoy que me muero de ganas de estar con mi alma gemela sexual, y mira que apenas tiene una semana de casado!!!

Marsh dijo...

Hayyyyy mi Lettieeeee

caisteeeee redonditaaa, ahi la llevabassss, nadie dijo k iba a ser facil, pero buenooo lo echo echo estaa!!!

Yo opino como la Gabi, si kieres estar ahi, ps disfrutalo i disfruta lo k t toca, ia sabes k no puedes aspirar a pedirle mas....

Suerteeee

Susanita dijo...

Ohh, si!! estuvo TREMENDO!!! estoy de acuerdo con la Gabilonda,tú disfrutalo, pero no dejes de repetirte todos los dias, como si fuera un mantram:
"Ese hombre no es mio, ni lo sera" porque si no estás bien conciente de eso, vas a sufrir mucho.
Mucha suerte :)

Lettie dijo...

Yo sé, yo sé..........
Pero es tan díficil y más cuando anda de ofrecidito.

Fue tremendo, esa misma tarde-noche me di cuenta que no debo animarlo tanto, por que en el calor del momento, no sentí, pero si me pase casi 3 días sin poder sentarme, que decir de todos los músculos de mi cuerpo, creo que no había uno que no me doliera. Bueno con decirles que hasta los dedos me dolían.
Pero era un dolor rico, dolor de añoranza.
Lo repetiré como letanía Susanita, no te preocupes.

Gracias a todas.

Lindurita :) dijo...

Hay mi letties!!! muy grafica tu historia y ya me dejaste babeando!! jajajaja y bueno mi letties, yo entiendo que es dificil negarse, todas en la vida hemos tenido una relacion con esa persona que hasta pareciera que te hipnotiza y no puedes decir que no pero no hay mas que estar conciente de la realidad y de las reglas del juego y saber que algun dia tendra un final, pero mientras... a darle que es mole de olla!!! :)

Alquimista Megabyte dijo...

estuvo chido tu relato amiga , me parece muy bien la forma en la que lo describes , por un momento me sentia como leyendo una novela erotica , solamente me causa curiosidad la parte en la que mecionas que ambos estan separados por el matrimonio , eso significa que???... bueno , no es mi asunto y sus razones tendran para hacerlo , espero te la sigas pasando bien y que sobre todo esos momentos con el traigan felicidad a tu corazon

ATTE .
Alquimista Megabyte

Lettie dijo...

Hola:
Significa que esta felizmente casado y es padre de 2 hijos.

Debo confesar que cada día se me esta haciendo más fácil estar lejos de él, no saber nada de él.

Eso para mí es bueno, por que "ese hombre no es mío, y nunca lo será"

Será la oración que me repetiré todas mis solitarias noches, hasta que puede lograr olvidar todo lo que provoca en mí.

Saludos a todos

KillerPollito dijo...

Doña Susaniux... como estas?? vengo a visitarte una vez mas. Hacia unas 4 publicaciones que no me daba una vuelta (aunque mis visitas anteriores han sido sin comentario, andaban los anonimos molestandote) pero ya lei aplicadamente cada una de las nuevas historias.

Yo digo, si se exponen a caer, van a caer. Eso que dicen que la carne es debil es por algo. Lo mejor es no exponerse y si ya habias tomado una resolucion al respecto trata de apegarte y repito, no te expongas. La tranquilidad y la resignacion llegan con el tiempo. Con el tiempo tambien llegara una nueva relacion.

Saludos Gabi-licious, Marsh, bleu, Lindurita y a tod@s l@s demas.

MARSH dijo...

Saludos Killer, visitanos mas seguido noo???

gabi-licious dijo...

Estoy de acuerdo con el Killer, para que exponerse... yo lo vivi y lo aprendi muy bien. Ademas tambien se que esa buena relacion llegara el dia que tu cortes con eso.. no quiero sonar apocaliptica pero la neta eso de andar con un casado es como salir con un joto 7 anos de mala suerte... jejejeje..

Animo lettie, tomaste la decision de dejarlo y lo hiciste. Eso fue facil lo dificil es mantenerte firme en volver con el... :)

Saludos chicas y chicos guapetones....

Xénit dijo...

No importa cuántas veces caigas en la tentación, lo que realmente trasciende es que tengas la voluntad de levantarte siempre e intentarlo de nuevo. No te desanimes Lettie

Riyu dijo...

Hola Lettie. Lo tuyo más que una aventura con tintes de placer sexual comienza a ser una ilusión nociva.
Porque te produce más confusión que ocasiones para soñar despierta. carcome dolorosamente más tiempo del necesario en tus pensamientos irrumpe abruptamente en tu jornada de trabajo, en tus horarios de sueño, en tu capacidad para disfrutar de los grandes regalos que te ofrece la vida o en las conversaciones que solías disfrutar.

Es nociva, porque te genera más preguntas, que deseos. Porque tu agenda se llena de suspiros, lo que podría ser poesía sólo son pretextos y tu música suena a sollozos. Tu seguridad depende de un mensaje o una llamada telefónica.

Todo se tiñe de color ausencia: ausencia física, ausencia de la razón, ausencia de la fe. Ausencias a granel. La ausencia de un hombre prestado, que le roba la tranqulidad a una mujer que no merece las migajas que se caen de la mesa.

Piénsalo.