Los Sexosos

viernes, 16 de mayo de 2008

GRACIAS, POR EL CAFÉ.

Es para mi un placer recibir este primer relato escrito por un hombre, espero que no sea la primera vez que me haga el favor de regalarme una colaboración, y que estimule a los demás lectores a participar.
GRACIAS POR EL CAFÉ
Consciente de que uno de los placeres que nos regala la vida es hacer el amor, empiezo mi relato diciéndoles que yo creo que al nacer ya tenía mi penecillo erecto. Desde que tengo uso de razón recuerdo que me fascinaba verle las piernas a la mujeres, sus nalgas moviéndose al caminar y sus senos, gozaba al verles los chones, sin cuidarse de mi presencia, porque pensaban que era un niño normal. Así fui creciendo, creciendo al unísono mi pene y mi pasión por la mujer. Crecí también muy sano de mi mente, sin complejos de culpa inculcadas por los padrecitos y por amigos de más edad, ignorantes de la verdad, que el sexo es natural, tranquilizante y muy sabroso, a parte, te libera de malos pensamientos.
Un buen perro sabueso es aquel que en poco tiempo descubre a su presa y la consigue, está entrenado para ello. Toda la vida me he entrenado como sabueso, pero sin entrenador.
Soy autodidacta.
Hace unos días entré a una cafetería, nunca me siento sin antes revisar el panorama, al fondo vi a una mujer de unos 40 años, estaba sola, me senté frente a su mesa, sus bien torneadas piernas me invitaron a cortejarla, al llevarme mi café a la boca, vi que cruzaba su pierna lentamente, al fondo estaba el oro blanco, una linda tanguita, tan blanca como la espuma del mar, me descubrió mirándola, y me sonrió. Con la taza de café en mi mano, me acerqué y le sugerí que hiciera su buena obra del día dejándome sentar con ella, nuevamente sonrió, y le invite un café.
En poco tiempo estábamos platicando como viejos amigos, y empezamos a tratar temas sexuales, que inevitablemente nos llevaron a la mutua excitación, le dije que al día siguiente me iría a Canadá por dos años (no era cierto) y no podía andar con rodeos, que me encantaría estar con ella, ella, accedió.
Raudo y veloz la lleve al motel, la bese como si fuera la ultima mujer que quedara en el planeta. Me saque el pene con trabajo pues mi erección era grande, se lo puse entre sus piernas y la seguí besando, jugando con mi lengua por toda su boca, y empecé a desbrocharle el vestido, se lo quité, su tanguita y su brassiere transparente se los dejé porque me excita mucho la lencería coqueta.
Me desnude como si estuviera en un concurso de rapidez , ya en la cama le bese su cuello, atrás de sus oídos y empecé a meter mi mano entre su tanguita, un fino bello púbico encendió más mi deseo, estando ella muy caliente, le quite su brassiere y le mame sus tetas como si fuera un bebe hambriento y al meter nuevamente mi mano en su pepa note que estaba muy húmeda, con mis dos dedos índices le frote su clítoris, suavemente, la volteé para ver sus nalgas, eran hermosas, le di unas cuantas nalgaditas y le excitó tanto que me pidió que se las diera más fuerte, noté que ya estaban rojas, se volteó como leona dispuesta a atacar, me aventó de espaldas y se me subió tomando mi pene y se lo acomodó, lanzó un gemido y se dejó caer, empezó a cabalgar con tal rapidez que parecía un jinete en batalla, yo gozaba viendo como se mecían sus tetas ante tanto movimiento y contemplar su coñito era todo un agasajo.
Minutos después con gemidos entre cortados aceleró más su galopar y como jinete alcanzado por una bala, cayó exhausta hacia mí, con movimientos muy lentos y besándome los labios, las mejillas, la frente, me decía:
¡Gracias, gracias, mi buen amigo, me hiciste muy feliz! ¡Gracias por invitarme ese café!
Cortesia de El Sabueso.

5 comentarios:

KillerPollito dijo...

Mañana me lanzo a la cafeteria a ver que pesca este sabueso.. XD Siempre me he preguntado porque nunca me pasó algo similar... esto es demasiado fantasioso y sin embargo creo que si pasa, porque he visto que le sucede a otras personas... a mi nunca... en fin. Creo que es la personalidad de cada quien.

La DFctuosa dijo...

Ese Sabueso nos salio muy colmilludo para ligar chicas guapas :)

Esperemos que siga mandando mas cosas igual de interesantes!!

Ahorita regreso, voy a la cafeteria jajajaja

Lidia dijo...

Jajaja
voy a la cafeteria!
buenisimo DFctuosa

Bueno pues creo que yo tambien ando como baja de cafeina... ahi luego te mando mi relato susanita
besos

Lindurita :) dijo...

ayyyyyyyyy pero que buena fantasia!!! todos tenemos muchisimas pero muy pocos logramos algun dia hacerlas realidad debido a infinidad de cosas, oye sabueso casi me haces salir corriendo a buscar una cafeteria cerca!!! jajaja me gusto el relato!!! ojala mas hombres se atrevieran a hacer ese tipo de acercamientos sin miramientos ni tapujos, se darian cuenta de que hay muchisimas mujeres esperando una invitacion de cafe!!! ;)

Erich dijo...

mmmm, utilizó palabras que me parecen poco romanticas (pepa, tetas, coño)con eso pierde la sensualidad.